AcademiaCiberokupación como estrategia publicitaria

Ciberokupación como estrategia publicitaria

Los dominios en Internet se han convertido en un negocio tan millonario que se cataloga casi ilegal, en el que entran a jugar factores personales, comerciales y hasta judiciales; todo esto enmarcado en la evolución de la Web como herramienta actual de vida y socialización mundial.

Tanto ha sido su auge que a esta actividad se le denominó en los 90s Ciberokupación, y dentro de sus características se le incorporaron, el registro ilegal de dominios que violan la propiedad intelectual, el desvió del trafico Web, y la previa compra de dominios que ni siquiera tendrían un espacio Web disponible para la navegación; este último con el fin de llenar espacios y convertir la Web en un mercado elevado para quien quisiera entrar en ella.

El registro ilegal de dominios que violan la propiedad intelectual se crea con el fin de extorsionar o comercializar  de forma exagerada,   empresas, corporaciones, y hasta personajes públicos.

Por ejemplo cuando el cantante David Bisbal gano el concurso que lo lanzó a la fama “Operación Triunfo” en España, al día siguiente un Ciberokupa registro el dominio www.davidbisbal.com con el fin de negociar más adelante la liberación del mismo por un suma exorbitante; cuando los asesores del artista quisieron crear el sitio Web se encontraron con la ocupación de la cual habían sido víctimas e inmediatamente demandaron con el alegato de “violación a la propiedad intelectual”, finalmente después de muchos meses de disputa en la corte, el dominio fue otorgado a David Bisbal.

Casos como este se presentan a diario en el país Español sin ser el único, pues en Argentina (CharliGarcia.com.ar) y Estados Unidos (googvlog.com) se encuentran la mayor parte de los casos de ciberokupación.

Sin embargo el registro de dominios textuales con fines extorsión no son el único lastre de la ciberokupación, también el registro de dominios erróneos o Typosquatters, que tienen como objetivo, el desviar el tráfico Web hacia paginas de “dudoso” contenido con el fin de presionar un arreglo monetario por parte del agente afectado. Es el caso de Google y su sistema de blog Blogger, con el dominio googvlog.com comprado por un tal Shah Hérit, que al no aceptar un ofrecimiento de compra por parte de Google se tuvo que atener a medidas legales.

Se puede intentar escribir cualquier dominio famoso erróneamente para conseguir este tipo de redirecciones.

Pero en algunas ocasiones los “Ciberokupas” se salen con la suya tras la presión y la larga espera que hay que prever al demandar un caso de ciberokupación.

A pesar de que la ciberokupación tenga varios estigmas negativos en su existencia, esta actividad bien dirigida puede generar un sistema publicitario eficiente, de fácil acceso y de rotación elevada dentro de la Web.

Todo esto con los denominados parking de dominios, una práctica publicitaria  que consiste básicamente en el registro de un domino (de autoría propia) siempre original, llamativo y divertido, no importa si entre los planes se tiene destinar este dominio a un espacio Web, mientras esa idea es concretada el dominio puede ser “arrendado”.

Incluso este nombre de dominio podría llegar a ser tan importante que equivaldría a millonarias sumas como el dominio diamond.com que se vendió por 7.5 millones de dólares el 11 de Mayo de 2006, o el sex.com por 14 millones de dólares, e incluso el Creditcard.com por el que se pagaron 2.75 Millones de dólares.

El parking de dominio se puede llevar a cabo de diferentes maneras, la primera de ellas es permitir que la página que registro el dominio elegido, realice un desvió o redirección a una página por defecto de su autoría, tecleada desde un navegador o incluso un buscador. De hecho muchos buscadores ofrecen el registro de dominios para lograr manejar más tráfico (con fines publicitarios) basados en “clic” a una palabra clave  para generar anuncios de interés; como lo hace Google con su servicio Adsense for Parked Pages. Estos servicios ofrecen generalmente una espera de 5 días para lograr ver la eficiencia del dominio en cuanto a su movimiento de tráfico y así establecer si es rentable o no.

La segunda y mas aprovechada si el nombre de domino es tan interesante como para atraer muchos visitantes; es que el trafico que llega a el dominio sea redirigido a una página con publicidad de tipo Pay-Per-Clic, o incluso dentro del mismo dominio se genere una página de búsqueda con enlaces correspondientes a los intereses del navegante y que según estos pueden cambiar dinámicamente en base al nombre de dominio al cual se quiso dirigir.

Dentro del servicio de “arrendamiento” existen miles de posibilidades publicitarias, especialmente si logramos arrendar esos dominios que son acordes a las intenciones objetivas de una campaña o una publicidad viral en Internet, incluso la redirección o el encubrimiento  al espacio Web de un nuevo producto y así lograr su conocimiento y posicionamiento, o simplemente a los banners que se encuentren dentro de la Web a nombre de servicio.

Lo más increíble de esto es que la actividad netamente publicitaria aplicada a esta acción aun es virgen y se puede explorar muchísimo más a fondo y así lograr un nuevo estilo de pauta dentro de la Web 2.0 que cada vez se expande mas y crea mejores oportunidades de mercado.

ANEXOS

Video servicios de parking de dominios: http://www.youtube.com/watch?v=h452XIyaRoM

Video como ganar dinero rápido con parking de dominios:

LINKS

http://www.internetlab.es/post/124/google-y-la-ciberocupacion

http://webpoint.com.do/category/registro-marcas/ciberocupacion/

http://www.nominet.org.uk/digitalAssets/28812_Domaining_dropcatching_and_the_secondary_market_Sept_07.pdf

Consultados el  26 y 27 de febrero de 2010

Oscar Andrés Real Linares

Producción Hipermedial