<strong>Argentina 0 Colombia 5: El partido más glorioso del fútbol colombiano</strong>
Argentina 0 Colombia 5: El partido más glorioso del fútbol colombiano

Argentina 0 Colombia 5: El partido más glorioso del fútbol colombiano

Por: Yesid Lozano Suarez

Este es año de mundial y es por esto que vamos a recordar un día que es de gloria nacional y es más ni menos que famoso día que se le ganó a la selección Argentina en el Monumental de Núñez, una clasificación a una copa del mundo.

Este año se conmemoran 29 años de aquella gesta que logró el equipo colombiano en tierras argentinas, ganándole al que por ese entonces era el actual subcampeón del mundo y era el actual campeón de América, es por esto que este es un homenaje que se le quiere rendir a una selección de ensueño que durante la eliminatoria al mundial de Estados Unidos 94 nos invitó a soñar

Argentina 0 Colombia 5: El partido más glorioso del fútbol colombiano

El camino para llegar al mundial no fue fácil y menos para la selección colombiana que tiene que enfrentar la eliminatoria más difícil del mundo, pero que en 1993, nos demostró que nuestro fútbol podría ser el mejor, que había demostrado los años anteriores y todo gracias a un maestro como Francisco “pacho” Maturana

Desde la llegada del entrenador chocoano el equipo colombiano cambió su filosofía de juego y volvieron a lo que es la esencia del fútbol de nuestro país, el cual es el fútbol de buen pie y de asociación de juego.

Con la llegada del estratega chocoano a la selección Colombia en el año de 1989 y que lograría la clasificación al mundial de Italia 1990, la selección regresaría a un mundial después de 28 años de ausencia, pero su máximo pico de rendimiento de esta selección no se vería sino tres años después para la eliminatoria de Estados Unidos 1994.

Las eliminatorias sudamericanas se jugaron en el año de 1993 para buscar 3 cupos directos al mundial y uno por repechaje, pero antes de que empezaran las eliminatorias al mundial el equipo de Maturana reforzará su plantilla con jugadores impresionantes como lo eran Faustino Asprilla, Adolfo “El tren” Valencia y el gran arquero Óscar Córdoba.

La selección Colombia conformó el grupo A junto con Argentina, Paraguay y Perú por un pase al mundial, el debut de la selección fue un primero de agosto de 1993 frente Paraguay donde el partido quedó 0-0, luego tendría que visitar a la selección peruana en Lima en donde la selección mostró personalidad y lo venció por 0-1 el tercer partido sería contra Argentina.

El primero de los dos partidos entre argentinos y colombianos se disputó en el metropolitano de Barranquilla con 60.000 espectadores en donde venció la selección colombiana por 2 a 1, no solo quedando como primero en el grupo sino que también le cortó un invicto de 31 partidos que tenía el equipo argentino que por entonces dirigía Alfio Basile.

El cuarto partido empató 1 a 1 frente a los paraguayos y en la quinta fecha el equipo colombiano frente a su público venció con un contundente 4 a 0 a la selección peruana en el metropolitano de Barranquilla dejando a los dirigidos por “pacho” Maturana primeros y con la primera opción de clasificación al mundial, pero faltaba un partido frente Argentina.

El 5 de septiembre de 1993 se disputó el partido que quedaría en la historia del fútbol colombiano para siempre y no solo para los colombianos sino también para la historia del fútbol argentino.

La previa del partido fue muy caliente, porque Colombia ganando o consiguiendo un empate estaría en el mundial de Estados Unidos, mientras que para los argentinos solo el triunfo los dejaría a ellos clasificados al mundial.

Argentina 0 Colombia 5: El partido más glorioso del fútbol colombiano

El día anterior para un medio de comunicación argentino saldría Diego Armando Maradona a dar unas declaraciones sobre el partido que se avecinaba y para ese medio de comunicación dijo:

No se puede cambiar la historia, no se debe cambiar la historia: Argentina arriba, Colombia abajo».

La llegada del bus de la selección Colombia al monumental estuvo en un ambiente de tensión, porque eran insultados por los hinchas argentinos, lo que los argentinos no sabían era que ese equipo colombiano era un grupo de muchachos con mucha personalidad y que no se iban a intimidar por los insultos de la hinchada.

Durante el calentamiento la rechifla fue impresionante para el equipo colombiano, en donde en una actitud de desafío por parte del jugador colombiano Faustino Asprilla le hacía a la hinchada “yo hoy hago dos goles” para enfurecer a la afición pero que nunca se pensó que esas palabras se hicieran realidad.

El equipo argentino formó con; Goycochea; Saldaña, Borelli, Ruggeri, Altamirano; Zapata, Redondo, Simeone, Leonardo Rodríguez; Medina Bello y Batistuta. DT: Alfio Basile.

Mientras que el equipo colombiano formó con; Oscar Córdoba; Herrera, Perea, Alexis Mendoza, Wilson Pérez; Leonel Álvarez, Gabriel Gómez, Valderrama, Rincón; Asprilla y Valencia. DT: Francisco Maturana.

El partido comenzó con llegadas muy esporádicas por parte de los argentinos a la portería de Óscar Córdoba, pero sin ningún peligro hasta que en el minuto 41 del primer tiempo Fredy Rincón marcó el primer gol del encuentro y se escuchó un silencio ensordecedor en el estadio y así terminó el primer tiempo.

El segundo tiempo empezó con más ímpetu que juego por parte de los argentinos aunque muy pronto se le acabaría con el primer gol de Faustino Asprilla en el minuto 49 que significó el 2 a 0 en el marcador, los argentinos empezaron a reaccionar por el empuje de su gente en donde empezaron a llegar a la portería de Óscar Córdoba.

Después del 2 a 0. El equipo argentino tuvo 4 ocasiones de gol en donde el arquero colombiano estuvo inmenso y no permitió el gol, en una entrevista para ESPN Argentina el Diego Simeone se refirió a la actuación del portero colombiano en donde dijo:

“El mejor fue el arquero de Colombia, la rompió toda porque en el primer tiempo atajó tres o cuatro pelotas. Nos pusimos en desventaja y el equipo no tuvo la tranquilidad de manejar lo que estaba pasando”.

Después de la investida del equipo argentino y de una gran actuación del portero colombiano se vendría el gol que desmoralizo por completo al equipo argentino fue en el minuto 72, en donde en una jugada por banda izquierda Lionel Álvarez realizó un centro a banda derecha que capitalizo a la perfección Freddy Rincón donde puso el 3 a 0 en el marcador.

Ya sin reacción el equipo argentino, el equipo colombiano manejo por completo el juego y dos minutos después vendría el cuarto gol del equipo colombiano en donde Faustino Asprilla le roba el balón al defensa argentino en mitad de cancha y con una velocidad impresionante llega al arco de Goycochea y le pica la pelota bañando al arquero para así marcar el 4 a 0

Con este gol el Asprilla cumplió con lo que había dicho antes de que empezara el partido y realizó los dos goles que dijo que iba a hacer, los últimos minutos fueron de total dominio colombiano con un Carlos Valderrama inspirado dando pases y asistencias impresionantes y con unas flechas impresionantes como lo eran Asprilla y Rincón

Pero no podíamos dejar por fuera a otro que entraría a la historia Adolfo “El tren” Valencia que al minuto 84 en un pase desde la mitad de la cancha del “Pibe” Valderrama para Faustino Asprilla en donde lo deja frente al arco de Goycochea para definir sin embargo lo veía corriendo por el otro lado a Valencia en donde lo asiste para que él marcará el quinto.

En los últimos minutos ya fueron de trámite, sin embargo, llegaría una jugada desleal en donde en una jugada disputada de juego entre Simeone y Valencia el argentino lanzó un codazo en donde el delantero colombiano caería al piso con la boca ensangrentada, el árbitro del encuentro Ernesto Filippi lo iba a expulsar.

En el libro “El 5- 0” escrito por Mauricio Silva Guzmán en donde se cuentan anécdotas del partido hay una muy particular en donde nos cuenta que cuando el árbitro Ernesto Filippi iba a expulsar al jugador argentino se le acerca el jugador colombiano Gómez y le dice:

«No lo vaya a echar, señor juez. No lo vaya a sacar del partido, porque después dicen que les ganamos porque tenían solo diez. No nos vaya a hacer eso».

El árbitro al escuchar esto y tal vez en nombre de todos los sudamericanos que padecían de la arrogancia de los argentinos respondió:

«No lo echo, pero háganles otro gol a esos hijos de p…».

El partido terminó a favor del equipo colombiano por marcador de 5 a 0 frente a los argentinos y en honor a la verdad nadie lo podía creer, los argentinos salieron de la cancha en medio de chiflidos e insultos mientras los colombianos salieron de la cancha en medio de los aplausos de toda la fanaticada argentina que dos horas antes los estaban insultando.

La victoria consagró a un equipo colombiano que lo clasificó de forma directa al mundial y mandó a la argentina directo al repechaje con Australia, Colombia mostró que llegaría al mundial de Estados Unidos como la gran favorita a ganar el mundial pero desafortunadamente no fue así, pero eso es otra historia.