CampañasMcDonald’s: “I was lovin’ it”

McDonald’s: “I was lovin’ it”

Usted se preguntará, ¿acaso no es “I’m lovin’ it”?. Pues el titulo se refiere a una descarada campaña de “contrapublicidad” por parte de the Physicians Committee for Responsible Medicine (PCRM) en donde el antagonista principal es la afamada marca McDonald’s, y en la que se critica la indigestión causada por las comidas rápidas.

[youtube zUxIXQza-dM nolink]

Es natural que en las campañas de contrapublicidad uno pueda recurrir a todo tipo de lenguaje con el fin de atacar a la marca, producto o servicio protagonista del spot. También es muy común que la mente detrás de estos anuncios sea el de la competencia directa. Pero cuando hablamos del comercial: “McDonlad’s: I was lovin’ it” los conceptos que teníamos acerca de este tipo de anuncios cambia radicalmente. Si bien cualquier campaña que nos aconseje a moderar el uso excesivo de grasas en las comidas siempre será bienvenido, al parecer en esta ocasión a los doctores -hablando de excesos- se les ha ido la mano.

El anuncio comienza como cualquier otro de bien social. Iluminación tenue, tomas lentas y un cadáver que sostiene una hamburguesa mordida. Hasta allí todo normal. Pero la polémica se desata cuando justo al final aparece una “M” de color amarillo y cuya forma se asemeja a la de cierta marca de comidas rápidas. Debajo, esperaríamos que saliera un “I’m lovin’ it”… pero no, en lugar de eso el texto que aparece nos dice: “I was lovin’ it”. Conclusión (a la que casi no podemos llegar): el hombre murió a causa de una hamburguesa de McDonald’s.

La cosa pinta para juzgados, abogados y demás, en la que algún hombre de bata blanca tendrá que responder al respecto. Y es que no es para menos porque un ataque tan directo viniendo de gente que no es ni siquiera la competencia de la marca no se justifica. Sin querer ser abogado del diablo, esta vez me pongo del lado de McDonald’s; pues en este caso no se ataca a los malos hábitos alimenticios sino a una empresa como tal.

Esperemos que la justicia haga lo suyo y que casos como estos no se repitan en nuestra amada/odiada profesión.

Link: Video

2 Comments

  • Jhonny

    Pues creo que el comercial entra justo en el contexto en el cual las operaciones de la empresa para vender mas, no es muy etica que digamos porque esta mcdonalds esta atacando, desde la integridad genetica de animales hasta jugando con la mente de los consumidores que aceptan cualquier cosa contal de calmar su hambre rapidamente, sin sentarse un momento a pensar en las consecuencias que les puede traer este tipo de productos.

Comments are closed.