Mi experiencia laboral en Australia 

Mi experiencia laboral en Australia 

Esta entrevista se llevará a cabo con una joven colombiana que se encuentra viviendo en Australia, por asuntos de privacidad sólo daré a conocer su primer nombre el cual es Valentina.

La razón por la cuál decidí intervenir con ella, es para poner en evidencia como viajar o tener el sueño de hacer su vida en otro país no siempre es fácil y no todo es positivo.

Por: Nicole Becerra

Nicole: Hola Valentina, ¿Cómo estas?.

 

Valentina: Bien, gracias por invitarme.

 

Nicole: Gracias a ti por aceptar, sé que es un tema difícil para ti, sin más empecemos.

¿Cuál fue el primer trabajo al que decidiste aplicar en Australia? 

 

Valentina: Decidí aplicar a una heladería.

 

Nicole: ¿Cómo lograste aplicar a este puesto trabajo y que requerimientos te exigieron? 

 

Valentina: Apliqué a este trabajo por medio de una app de Australia conocida como Gumtree, el señor, supongo que era el dueño, me comentó que no necesitaba ningún documento, ni mi visa, en pocas palabras nada. 

Este aspecto, me pareció bastante extraño, sin embargo no le di tanta importancia ya que el señor me dijo que fuera a conocer el lugar y a hacer prácticas para ver que tal me iba. 

 

Nicole : ¿Cómo fue tu experiencia en esta heladería? 

 

Valentina: Para ser honesta fue extraño, cuando llegué a la heladería el señor me pasó un delantal y me ordenó trabajar de inmediato, quedé muy confundida, pensé que iba a ir a hacer prácticas, no a trabajar. 

uarto

Nicole: Entonces, ¿Aceptaste trabajar? 

 

Valentina: Claro, me tocaba, porque ya no tenía suficiente dinero para mantener mis gastos básicos, acepté sin pensarlo, aunque me diera un poco de desconfianza. 

 

Nicole: ¿Cuánto tiempo duraste en este trabajo? 

 

Valentina: No mucho, a la semana me percaté de las intenciones del dueño del lugar, solo quería que trabajara gratis, nunca me pagó. 

Al inicio me comentó que iba a durar una semana en prácticas, pero, era mentira, todo el tiempo trabajé con la excusa de ser una práctica. 

 

Nicole: Y luego, ¿Encontraste más opciones de trabajo? Si la respuesta es sí a ¿Qué trabajo aplicaste? 

 

Valentina: Claro, tenía que hacerlo, la vida en Australia es algo costosa, la vivienda es muy cara, la comida también, todo. 

Encontré un trabajo en un restaurante, tenía que lavar platos, ollas, básicamente el aseo de la cocina, me pagaban un poco más del salario mínimo así que decidí aceptar este trabajo. 

Nicole: ¿Y cómo fue tu experiencia en este restaurante? ¿Cómo era el trato de las personas? 

 

Valentina: Fue algo mala, no me gusto, yo sentí que me explotaban laboralmente, me tocaba estar de pie durante 6 horas seguidas lavando platos todos los días. 

Lo peor de todo es que el agua con la que se lavaban los platos estaba hirviendo, no me daban guantes, me tocaba comprarlos a mi, por lo que el primer día salí con las manos rojas y algo lastimadas. 

El trato de las personas dependía, algunos trabajadores me explicaban cómo eran las reglas del restaurante o si no entendía algo me ayudaban. 

Sin embargo, otras personas y trabajadores del lugar me discriminaban por ser de Colombia, en esos momentos solo quería volver a Colombia. 

 

Nicole: ¿Seguiste en este trabajo? ¿Por qué?

 

Valentina: Si, alrededor de un mes, aunque las condiciones laborales no fueran tan buenas, al igual que el ambiente, me pagaban relativamente bien. 

Con este salario podía cubrir el arriendo, la comida, y el transporte que es lo más importante, sin embargo, como te decía, luego de un mes y medio, tomé la decisión de renunciar. 

Porque estaba agotada mentalmente, físicamente, tenía los recursos para pagar las cosas importantes, pero no dormía, por mucho que descansará dos horas y ya tenía que despertarme otra vez. 

Creo que uno tiene límites en la vida, este fue el mío, siento que no tengo que soportar todo esto para vivir bien y no pasar hambre. 

Actualmente no tengo trabajo, pero estoy segura de que saldré adelante y conseguiré uno muy pronto, tal vez mejor o tal vez peor, lo único que sé es que será distinto a los otros 

 

Nicole: Para finalizar ¿Qué le dirías a una persona que quiera venir a vivir a Australia? 

 

Valentina: Le daría dos consejos: 

  1. Que no se rinda a pesar de las adversidades, que siga adelante, que no está solo o sola, que hay muchas personas que esperan que triunfe en la vida.
  2. Que se fije muy bien con quién se relaciona, que conozca la ciudad cuando tenga tiempo libre para no perderse en el transporte público y lo más importante, que llegue con algo de dinero, al menos para los primeros meses de estadía.

Con esta entrevista podemos concluir que establecerse en otro país no es nada fácil, no se puede saber con exactitud lo que llegue a ocurrir, se pueden presentar mil dificultades. 

En mi opinión es normal que en el camino se interpongan ciertos obstáculos, la vida no es color rosa, es como una montaña rusa, no todos los días van a ser buenos, pero tampoco van a ser malos. 

Sin embargo, algo injustificable son las malas condiciones de trabajo que le ofrecen a los latinoamericanos, en ningún lugar deberían hacer menos o más a una persona por el lugar de origen, no me parece bien que esto sea algo aceptable por parte de los australianos. 

Creo que es importante implementar y hacer cumplir leyes que contrarresten estos problemas para las personas extranjeras que decidan ir a vivir en Australia, ya que trabajar es un derecho fundamental para cualquier persona.