<strong>En estado de embriaguez, conductor choca en la avenida Boyacá</strong>

En estado de embriaguez, conductor choca en la avenida Boyacá

Un siniestro se presentó en la madrugada del viernes 23 de septiembre en la avenida Boyacá con la avenida Suba. En la cual está involucrado un vehículo particular: Renault rojo, de placas PNA 354, no se presentaron víctimas

 

Una de las patrullas de la Policía de tránsito se encontraba en el sector cuando identificaron al vehículo a alta velocidad. Los policías alcanzaron el vehículo cuando ya habían ocurrido los hechos e identificaron al conductor con alto grado de embriaguez.

 

El conductor del vehículo describe el momento como: “Yo recuerdo que vi un taxi a mi lado y creí que estaba muy pegado a él, gire el volante hacia la izquierda y sentí un golpe, pensé que no era nada grave entonces intente arrancar nuevamente el carro, pero no prendía y cuando levanté la mirada ya estaban los policías al frente mio”.


Según lo ocurrido el conductor no midió los espacios por lo cual al girar el volante se chocó contra un separador del transmilenio. La madre del implicado, la cual llegó después del llamado de la policía, indicó “En el momento que se chocó el carro se explotó la llanta delantera de la parte del conductor, la puerta se sumió, la tijera se daño y los guardapolvos”.

Cuando el conductor se bajó del vehículo presentó su licencia de conducción y el carnet de la policía ya que su padrastro hace parte de la organización y por ende se encuentra afiliado a esta. La policía al ver el carnet decidió ayudar al conductor y llamaron a los familiares de este para que llegaran al lugar de los hechos.

 

Los familiares del implicado llegaron 30 minutos después de la llamada. El abuelo del conductor quien fue el que respondió la llamada indica que “Ya estábamos durmiendo porque era de madrugada y recuerdo que cuando me dijeron que mi nieto se había accidentado solo preguntaba que cómo está él, me imaginé lo peor.”

 

Los policías que estaban frente a este hecho decidieron “ayudar” a este joven, como lo describe la familia. Pues no iniciaron el proceso que se lleva a cabo en estos casos, si no solo dar una advertencia al conductor acerca de lo que pudo haber ocurrido.

 

La familia tuvo que hacerse cargo de los gastos de grúa, daños al vehículo y la ayuda que los policías solicitaron por no iniciar el proceso del hecho.