ACN Agencia Central de NoticiasEl drama que viven miles de víctimas en el proceso de buscar justicia ante una negligencia médica  

El drama que viven miles de víctimas en el proceso de buscar justicia ante una negligencia médica  

Por: Paula Daniela Herrera Sanchez

Los casos impunes por negligencias médicas en Colombia cada vez son más, hechos que visibilizan los múltiples factores que hay detrás de las víctimas, a nivel individual, social, económico y gubernamental, que complican el poder efectuar la justicia, al poner todo tipo de impedimentos, que dejan a las víctimas frente a una posición compleja o un caso impune.

 

Como principal problemática las víctimas se enfrentan a la tragedia de sufrir una negligencia médica y tener consecuencias, tanto a nivel físico como psicológico; que trasciende a el drama de tener que considerar si es factible o hay opciones de interponer una demanda ante el juzgado, con un margen de tiempo de dos años y múltiples factores entorno a la demanda.

 

La firma de abogados Alviar Gonzales Toloza, afirma en su página web que, hay muchas situaciones donde los casos de negligencia médica quedan impunes por desconocimiento del procedimiento legal que se puede interponer, por los costos de la defensa legal de las víctimas o por que la consecuencia de verdad lo llegó a afectar para poder realizar este proceso legal.

 

En primer lugar, las víctimas se enfrentan al tener que tomar la decisión de interponer la demanda ante el juzgado, donde tienen que considerar una serie de ítems obligatorios y el proceso arduo que conlleva demandar, tanto al momento de iniciarse el proceso judicial y su desarrollo.

 

En muchos casos el desconocimiento es el factor más importante y determinante al momento de efectuar una demanda, no todas las personas son formadas en pro de saber manejar este tipo de situaciones tanto a nivel individual como social.

 

Paula Peña, asesora de dirección ejecutiva de Movilizatorio, laboratorio experto en transformación, asegura que, el desconocimiento y la desinformación de nuestras sociedades trae consecuencias nefastas, tales como la creación de políticas ineficaces y la falta de estrategias idóneas tendientes a enfrentar problemas comunes en la sociedad”.

 

En segundo punto, en muchos casos no se tienen los recursos que se necesitan al momento de interponer la demanda, donde se enfrenta a una serie de costos altos como: el honorario de los abogados; para algunas personas estos gastos no son accesibles, hecho por el que desisten de continuar con el proceso, al ser un factor socioeconómico indispensable.


En tercer punto, el estado en el que se encuentran las víctimas tanto física como psicológicamente es fundamental, no todas pueden enfrentarse a un proceso tedioso, donde nada es seguro, y siempre hay la posibilidad de ganar o perder el caso, hechos que suman un estado de preocupación y estrés en la persona, que trae problemas significativos en su salud.

Problemas de Salud

En el momento en él que se logra tener la certeza de que estos puntos están completos y que se puede sobrellevar la demanda de la mejor manera, donde se poseen los: recursos, el conocimiento y la disposición; empieza otro proceso decisivo y complicado, donde se tienen que seguir unos ítems en busca de la continuidad del proceso judicial.

 

Al presentarse la demanda formalmente se requiere, según Anibal Navarro, médico especialista en medicina forense de la Universidad Nacional, que el caso sea representado por un abogado, agotar el requisito de la conciliación extraprocesal, aportar las pruebas que permitan evidenciar la negligencia médica y buscar testigos que declaren ante el juez. 

 

Es fundamental para el caso la adquisición de las pruebas, donde se evidencie la negligencia médica, muchas de las entidades de salud toman una posición de indiferencia frente al caso, el beneficio de un lucro económico individual prima sobre el colectivo, por lo que no brindan la ayuda al momento de facilitar las pruebas, hechos que postergan el avance de la demanda.

 

Adquisición de Pruebas

Wilder Tayler, Director Jurídico de Human Rights Watch, asegura que, la impunidad «de hecho» deriva de la debilidad de las instituciones, en especial de los poderes judiciales, alimentada por actos que obstaculizan la marcha de los procesos o corroen la independencia y la imparcialidad de la justicia.

 

La lucha por conseguir testigos y pruebas factibles se vuelve una odisea para las víctimas y sus abogados, en la mayoría de casos no se logran conseguir por buenos términos, hecho que obliga a ejercer la vía legal ante estas entidades, que trae cómo consecuencia un retraso. 

 

Es reiterativa la espera por la que pasan las víctimas en contestación a su demanda, es tiempo considerable y complicado, debido a que el proceso se intervino continuamente y el afectado no está en condiciones de esperar el fallo a dicha negligencia médica cometida, y en muchos casos se retira la demanda.

 

El drama que viven cada una de estas personas es cada vez más grande y repetitivo, se vulnera la dignidad, al no tener los recursos, el conocimiento o la disposición para hacer valer la justicia ante un caso de negligencia médica, la mayoría de víctimas no tienen otra opción que resignarse a vivir con las consecuencias y en la impunidad.

 

En los casos donde se logra reunir los recursos para poder interponer la demanda, se enfrentan a un drama social y judicial, donde en muchos casos no logran los requerimientos completos, hecho que impide su proceso, en otros la espera hace desistir de la demanda, pues significa más tiempo y dinero. 

 

La falta de humanidad, justicia e integridad, se convierten en factores latentes al momento de buscar una reparación, donde entidades de salud y el estado, hacen lo posible para poner trabas al proceso judicial que llevan las víctimas, en busca de una culminación de la demanda, que al final acaba por sumarse a los tantos casos que quedan impunes.

 

Injusticia
Estás interesado en el tema, te invito a que leas la siguiente infografía