<strong>“Alcohol, Droga y Dinero, la mezcla perfecta para un mundo perfecto”</strong>

“Alcohol, Droga y Dinero, la mezcla perfecta para un mundo perfecto”

Por: Santiago Álvarez

En la actualidad los seres humanos nos encontramos en un mundo lleno de sorpresas… pero, no de aquellas que nos podrían llegar a beneficiar. Aquellas cosas que nos pintan como “el mundo perfecto”. Una de ellas son las drogas que te llevan a un lugar mejor, el alcohol te hace olvidar los malos ratos al instante y el dinero te compra la felicidad.

 

Y es devastador pensar que los preadolescentes o adolescentes son aquellos que desde una edad temprana pueden llegar adentrarse en alguno de estos tres mundos. Malos pasos que te pueden llegar a conducir a perderlo todo en la vida, incluso la vida.

 

Hoy contamos dos historias de dos chicos quienes cayeron en el mundo de la droga y el alcohol. Pero a pesar de los momentos oscuros por los que tuvieron que pasar, hoy en día lograron su superación.

 

Todo comienza cuando en la vida te das cuenta de que necesitas ayuda, pero, como tomas la decisión de dejar algo que para ti es “indispensable”, cuando me di cuenta de que tenía un problema, decidí hacer algo al respecto. 

 

Aunque… siempre me surgía la misma pregunta ¿Cómo sería mi vida sin alcohol? ¿Cómo podría afrontar mis problemas sin esa salida de escape? Al final de aquellas vueltas mi vida cambiaría para siempre. No solo la salvaría, también volvería a nacer.

 

Pero a pesar de todo, se logró la superación, fueron meses bastante difíciles en los que pensaba en qué momento pasaron tantas cosas, cuando estuve a nada de perder todo lo que tenía por el alcohol, familia, amigos, mi novia.

 

¿Cuántas veces me has dicho que lo dejarás? Y no puedes, no eres capaz. Necesitas pedir ayuda. Si no lo haces por más cariño que te tenga, no podremos seguir con esto que tenemos. Y así fue como empecé a salir del mundo del alcoholismo.

 

Un infierno en el que uno entra lentamente, sin darse cuenta de nada, a menudo desde muy joven. Durante mucho tiempo, no notamos nada. Es normal beber una cerveza para calmar la sed. Después de un tiempo también ves normal tomar unas copas después de comer o simplemente para ambientar la ocasión. 

 

Intentas normalizar algo que no es normal, pero al final te das cuenta de que tienes toda una vida por delante y que no puedes dejar que este tipo de cosas como lo es el alcohol guíe tu vida. Pero… Una cosa es el alcohol y otra muy diferente es la droga.

 

En la ciudad de Bogotá, el consumo de sustancias psicoactivas es un tema para considerar, ya que en los últimos años se ve un aumento, según cifras presentadas por la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá, en lo que va de 2022 se presentaron 1406 atenciones en la red pública correspondientes al consumo de sustancias psicoactivas y alcohol.

 

Por esta razón, hablamos con Andrés, es un ex-adicto que hoy en día cuenta su historia para que de esta manera las nuevas generaciones no caigan en el mundo de las drogas, él viene haciendo una tarea muy importante en estos últimos 4 años, recogiendo a los habitantes de calle que sufren de alguna adicción y ayudándolos lo máximo posible. 

 

– Andrés: Bueno, la verdad es que mi vida era algo caótica, me sentía rechazado, no me involucre en actividades de niños normales, por decirlo así y pues mis padres también fueron algo distantes, entonces en un momento conocí a un supuesto amigo que me fue invitando a diferentes cosas, hasta que terminé involucrado en ese mundo con un vicio, por las drogas, horrible. 

 

Al principio, consumía solamente los fines de semana, en fiestas o en eventos a los cuales me invitaban y era algo muy normal porque todo el mundo lo hacía, creo que en ese momento se puede decir, era como la luna de miel con la droga, me refiero a que todo es bonito. 

 

Uno siente que controla la droga y, cuando me drogaba, solo sentía un subidón que me hacía sentir muy bien. Pero con el paso del tiempo eso dejó de ser así, ya no eran solamente fines de semana, se convirtió en algo diario, no podía levantarme sin antes meterse un pase de coca o un plon de marihuana… 

 

En la actualidad, es muy común estar sobreexpuestos a las diferentes adicciones, ya sean drogas, alcohol o juegos de azar, por esto es necesario crear conciencia y una política de pedagogía, es acá donde vale preguntarse ¿El Distrito que hace para que los jóvenes estén ocupados en otras actividades y así evitar esto? 

 

Sin embargo, no es un trabajo que únicamente le corresponde al Distrito, también tiene que haber un acompañamiento por parte de los padres de los jóvenes, de esta manera inculcar desde el hogar los peligros de las diferentes adicciones, puesto que, se convierte en una tarea difícil por la normalización que tienen debido a la cantidad de producciones audiovisuales. 

 

Desde hace un tiempo las producciones audiovisuales contienen dentro de la trama, ya sea de manera principal o secundaria, el consumo de diferentes tipos de drogas o la ingesta desmedida de alcohol, de esta manera volviendo algo cotidiano estos excesos, si bien no es algo que nació hace poco, si es algo que, con el paso del tiempo, se convierte en habitual.

 

Por ejemplo, la pandemia fue la principal causa del incremento de jóvenes envueltos en temas relacionados con la adicción. Además de los problemas de salud mental que se desarrollaron debido al confinamiento, hizo que se buscarán diferentes maneras de distraerse, trayendo así consecuencias futuras.

 

Pero, no solo el alcohol y las drogas consumen nuestro país, donde queda acaso el narcotráfico…

 

Debido a la polémica surgida en los últimos días sobre las supuestas actividades ilícitas de Natalia Paola Sánchez, directora distrital del Ayuntamiento de Usme, quien habría colaborado con integrantes de la “primera línea”, el distrito anunció que rechaza enérgicamente los hechos. 

 

Según información proporcionada por la administración regional, Sánchez es excontratista de la alcaldía local de Usme, donde se desempeñó como profesional de apoyo durante el paro nacional de 2021 “por la implementación de estrategias de participación democrática y pacífica”. 

 

El Distrito, sin embargo, confirmó que actualmente la referida no está vinculada a la alcaldía local y que sus actividades de ninguna manera representan el trabajo de “más de 600 líderes de diálogo y convivencia” que se involucran en la protección de los derechos humanos y paz en la ciudad. 

 

Cuando se obtuvo información importante sobre los grupos criminales detrás del robo y el microtráfico en San Cristóbal, el Cuerpo de Inteligencia de la Policía Nacional realizó tres allanamientos en viviendas donde se encontraron cinco kilos de marihuana, 100 gramos de base de coca, 24 frascos de popper y un revólver. 

 

Sin embargo, los investigadores de inteligencia descubrieron que en la misma casa se almacenaban letreros, máscaras, panfletos y otros elementos que pertenecían a la primera línea, elementos que fueron utilizados para el exceso y el caos en la ciudad.

 

Según un investigador de la Policía, la suma de los narcóticos encontrados en el lugar alcanzaría para armar 4.500 dosis aproximadamente de estupefacientes, lo que indica que estarían destinadas a distribuirse en ambientes de clandestinidad. No obstante, el distrito advirtió que es posible que el destino sea el norte de Bogotá.