“Los retos de la industria editorial frente a la implementación de nuevas tecnologías y el libro electrónico”

El presente ensayo abarcará la problemática de sobre la implementación de nuevas tecnologías y el libro electrónico en un contexto colombiano exponiendo para tal fin en primer lugar unos breves antecedentes que ilustran sobre la contextualización del problema, seguido de una breve exposición acerca de la situación actual de la publicación electrónica en el país sin perjuicio de acudir a ciertos referentes  internacionales, para en tercer lugar enunciar algunos puntos de debate que conglomeran a los editores, autores y distribuidores del libro en Colombia, pero que en general hoy por hoy los grandes debates sobre la implementación de nuevas tecnologías en las industrias culturales. Finalmente a modo de conclusión se realizarán ciertas conjeturas acerca del futuro de la tecnología con relación a lo expuesto en los anteriores tres puntos.

I

La historia del libro electrónico o E-Book bien puede ser la historia de la consolidación de nuevas tecnologías, espacios de mercado para su consumo, así como de nichos empresariales encargados en la producción de bienes y servicios cuyo valor agregado va más allá de la plusvalía característica de los modelos económicos clásicos y críticos, sino que por otro lado la optimización de los recursos giran en torno a la innovación y diseño que como producto o servicio puede representar en soluciones a necesidades humanas, pero sobre todo en bienes de oferta y demanda en el mercado (El Espectador , 2009).

El libro electrónico surge entonces como uno de estos bienes o servicios (una frontera que así mismo ha entrado en crisis) que como propuesta, y valiéndose de las nuevas tecnologías (Internet, fibra óptica, digitalización, telecomunicaciones, etc…) pretende dar solución a tradicionales problemas que la industria editorial ha tenido desde que la imprenta de Gutenberg dio rienda suelta a sus tipos y ofreció a la sociedad el libro no solo como bien de consumo sino como bien intelectual accesible al público.

Ciertamente podemos afirmar que dicho ascenso coincide con el final del antiguo siglo y el inicio del nuevo milenio, donde las obras de arte trasmutan a contenidos y la forma de comunicarlas se denomina multimedia.

II

Colombia no estuvo exenta de la implementación de estos bienes culturales ahora íntimamente ligados con la noción de contenidos multimedia. Testimonio de ello, son las cifras que brinda la Cámara Colombiana del libro sobre el registro ISBN de publicaciones digitales, las cuales para 2007 correspondían a 709 títulos de un total de 12.576 registrados representando el 5.6%, cifras que van en ascenso, donde para el 2014 se registraron 3.711 en edición digital de 16.030 registrados representando el 23.1% (Cámara Colombiana del Libro, 2014). Ahora bien entre tantos factores que justifican este crecimiento, se encuentra el acceso a dispositivos multimedia por habitante así como el acceso a Internet el cual en el caso colombiano se registraba en  40.6 personas por cada 100 habitantes en 2011 y para 2014 correspondió a 52.6 personas por cada 100 habitantes, un aumento del 12% en 4 años (Banco Mundial, 2014).

III

Lo anterior demuestra cierta flexibilidad para la industria colombiana del libro en la implementación del libro electrónico, pese a la imagen contraria que a mediados de la primera década del siglo XXI dio a entender la industria editorial sobre la implementación del libro electrónico. Se puede afirmar lo anterior ya que en comparación a España, el mayor productor de contenidos editoriales en español en el mundo, su porcentaje de registro de ediciones digitales fue de 2.4% en 2008 y en 2014 de 22.3% (MECD, 2014/2015), infiriendo que la producción del libro electrónico en Colombia se encuentra proporcionalmente similar a la de países como España y Argentina, aclarando no obstante que los niveles de producción de estos países son mucho más altos a los de nuestro país (CERLALC, 2013).

Hoy en día los puntos de debate que conglomeran a la industria editorial ya no se identifican con el tradicional debate sobre el desplazamiento del libro electrónico por el libro físico, ya que se ha evidenciado prematuramente que el libro electrónico es óptimo para la publicación, edición y distribución de ciertos contenidos editoriales.

Pero óigase bien ciertos mas no todos los contenidos editoriales. Ahora los debates giran en torno a, por ejemplo la gestión de derechos de autor Digital Right Management (DRM) a través de herramientas tecnológicas que sin dejar de cumplir su función esencial, hagan de la experiencia del libro electrónico lo menos inaccesible.

El futuro del libro electrónico antes de ser un mal augurio para los editores, autores y distribuidores, será por su parte una oportunidad para solucionar tradicionales problemas de la industria editorial, no sin antes ser conscientes de sus límites y alcances, reconociendo que para el usuario no todo lo que se le presenta en libro físico será leído, ni todo lo que se publica electrónicamente será consultado.

Bibliografía

  • Cámara Colombiana del Libro. (2014). Estadísticas 2014. Obtenido de Cámara Colombiana del Libro: http://www.camlibro.com.co/wp-content/uploads/PDF/Boletin/Estadisticas/Informe%20final%20.pdf
  • Banco Mundial. (2014). Indicadores. Obtenido de Banco Mundial: http://datos.bancomundial.org/indicador/IT.NET.USER.P2
  • CERLALC. (2013). CERLALC. Obtenido de Libro Electrónico: Tendencias y Recomendaciones: http://cerlalc.org/wp-content/uploads/2013/05/Libro_Electronico.pdf
  • MECD. (2014/2015). El Sector del Libro en España . Obtenido de MECD: http://www.mecd.gob.es/dms/mecd/cultura-mecd/areas-cultura/libro/mc/observatoriolect/redirige/estudios-e-informes/elaborados-por-el-observatoriolect/sector-libro-abril2015/sector-libro-abril2015.pdf
  • El Espectador . (2009). Colombia, Era del Libro Electrónico . Obtenido de El Espectador : http://www.elespectador.com/impreso/cultura/articuloimpreso167183-colombia-era-del-libro-electronico.

Trabajos citados

  • Cámara Colombiana del Libro. (2014). Estadísticas 2014. Obtenido de Cámara Colombiana del Libro: http://www.camlibro.com.co/wp-content/uploads/PDF/Boletin/Estadisticas/Informe%20final%20.pdf
  • Banco Mundial. (2014). Indicadores. Obtenido de Banco Mundial: http://datos.bancomundial.org/indicador/IT.NET.USER.P2
  • CERLALC. (2013). CERLALC. Obtenido de Libro Electrónico: Tendencias y Recomendaciones: http://cerlalc.org/wp-content/uploads/2013/05/Libro_Electronico.pdf
  • MECD. (2014/2015). El Sector del Libro en España . Obtenido de MECD: http://www.mecd.gob.es/dms/mecd/cultura-mecd/areas-cultura/libro/mc/observatoriolect/redirige/estudios-e-informes/elaborados-por-el-observatoriolect/sector-libro-abril2015/sector-libro-abril2015.pdf
  • El Espectador . (2009). Colombia, Era del Libro Electrónico . Obtenido de El Espectador : http://www.elespectador.com/impreso/cultura/articuloimpreso167183-colombia-era-del-libro-electronico.

Realizado por: Ana Maria Muñoz

amunozr4@ucentral.edu.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis ultricies nec