Conexión CentralEl nemesis del periodismo digital

El nemesis del periodismo digital

POR: Laura Pinzon, Adriana Atencia y Anthony Suarez

Acceder a la información cada vez es más sencillo, el estar enterado de lo que pasa cada vez cobra más importancia, pero en este camino de estar informado y al tanto de lo que sucede, llegan las trampas de la desinformación y el engaño que puede ser perjudicial para el receptor del mensaje como para la sociedad. Las fake news o noticias mal intencionadas son creadas con diversos fines, desde la manipulación, control y engaño, que utilizando la psicología humana como su herramienta de engaño, persuadiendo y convenciendo a los que reciben ese mensaje o noticia y haciendo que se esparza rápidamente y ocasionando malentendidos que pueden llegar a ser fatales y ocasionar daños y replicables a una persona, marca o país.

El descubrimiento del Internet a finales del siglo pasado precisó una evolución en el desarrollo de las telecomunicaciones, donde el acceso a la información modifica el rol del comunicador a partir del concepto periodismo digital o moderno que abre un mundo de posibilidades a la libre expresión impulsando también la libertad de conocimiento por parte de nosotros los receptores.

En primer lugar es importante recalcar que el periodismo digital o periodismo electrónico no es lo mismo que el periodismo en línea o periodismo en Red, de acuerdo a Quim Gil, el periodismo digital fractura la comunicación unidireccional y lineal debido a que este implica múltiples voces, abundantes formas de presentar la información, de contextualizarla y de complementarla.

Mientras que el periodismo en red permite hipertextualizar la información es decir que, posibilita acceder a la información sin estructura, caracterizada por crear, agregar, enlazar y compartir información de diversas fuentes por medio de enlaces asociativos y redes sociales. Lo que en gran parte produce un fenómeno de desinformación y fake news.

Las fake news y el comportamiento humano

Este concepto se ha convertido en un fenómeno actual, dado a la hipertextualidad en la que se transmite, no es más que otra manera que utilizan las personas, organizaciones, y en dado caso gobiernos para generar engaño, miedo y falsas expectativas en los receptores de estos mensajes, dejando a un lado los hechos reales y la ciencia, produciendo daño que puede ocasionar en las personas, desde emociones fuertes, odio e incluso vulnerar su salud.

La existencia de las noticias falsas es un concepto remoto, solo que actualmente se han abierto muchos canales para transmitir la información en los cuales cualquier usuario en la web puede compartir o divulgar, basando su postura en emociones, creencias, ideologías, políticas, valores morales, generando una sensación de control debido a que confirma algo en lo que nos sentimos identificados, pero inconscientemente se transmite alguna noción la cual podría ser desacertada. De hecho, a partir del 2016 la definición del Oxford English Dictionary sobre las fake news hace referencia a «circunstancias en las que hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública que lo que lo hacen los llamamientos a emociones y creencias personales”.

Cómo detectar las fake news sin fallar en el intento

Para evaluar la información que hemos recibido, tenemos que averiguar la fuente de la información, hay herramientas de Google donde pones la frase de la información que leyó y pones “Fact check” y clasifica esta información si es cierta o dudosa, visitar sitios web legítimos de entidades confiables, algunos de ellos se distinguen por blogs, podcast, redes sociales, páginas web. No se deje llevar por titulares sensacionalistas, sacan los datos del contexto, utilizan instituciones o figuras de gran relevancia para compartir y tienen un mensaje final como “compártelo no te quedes con esta información”

Todos somos susceptibles a caer en este tipo de noticias que se difunden más rápido que las noticias reales, generando más que desinformación una realidad falsa que puede hacer que la vida, la reputación y la credibilidad de algo o de alguien peligre. No es bueno comer entero, estar al tanto de todo lo que sucede es importante hoy en día, pero cuestionarse y llegar a la verdad o a lo real puede evitar muchos problemas.

Webgrafía:

Written by:

¿Quiéres más contenidos? encuéntranos siempre como @conexioncentral