Andréi Tarkovski, un acercamiento a la poética

Tomas largas, ritmo lento e imágenes metafóricas, hacen parte del estilo cinematográfico distintivo y personal  del director.

Imagen tomada en: zoomf7.files.wordpress.com

A Andréi Tarkovski (1932-1986) se le podría señalar en un primer momento como un director cuyas películas son muy largas, difíciles e inexplicables; pero lo cierto es que este director de cine y escritor de origen ruso, transformó el lenguaje cinematográfico para convertirse en uno de los cineastas más importantes dentro de la historia del cine. Además de influir en la obra de grandes directores como Akira Kurosawa, Roberto Rosellini e Ingmar Bergman quien llegó a afirmar, “Tarkovsky para mí es el mejor  director , el que inventó una nueva lengua, fiel a la naturaleza del cine, ya que captura la vida como un reflejo, la vida como un sueño”.

En la actualidad, donde la producción masiva de películas comerciales y hollywoodenses con tramas clichés y predecibles inunda las salas de cine, es difícil que el espectador se sienta atraído por el tipo de cine  que propone Tarkovski. Un cine que invita al espectador a ser co-autor de la obra y lo reta a pensar, interpretar y sobre todo a tomarse el tiempo de habitar la película

La obra de Tarkovski se caracteriza por la construcción de mundos y paisajes oníricos, donde la imagen es de una increible belleza y es un elemento fundamental en la construcción de la historia, lo que ayuda a explorar otro tipo de narrativas no lineales dentro de sus films, como lo es la poética. Esta última siendo una narrativa que no responde a la construcción tradicional de la realidad, si no,a la necesidad interna de comunicar del  director respecto a la vida. Tal como se puede ver en  Nostalgia (1983) una película de aparente trama simple que apunta a hacer un recorrido por la memoria del director y los recuerdos que en él existen, a través de imágenes como lo es la lluvia en interiores , casas en llamas, edificios en ruinas y paisajes sonoros que deambulan entre la ambientación natural y los sonidos electrónicos. 
Además de la imagen, otro de los elementos más llamativos y característicos dentro del lenguaje cinematográfico del director es el espacio entre escenas. El cine ruso y en especial el de Tarkovski, se distancia del cine narrativo norteamericano porque su estructura debe hacer pensar  y exige al espectador un ejercicio de reflexión. Los planos tan largos dentro de películas como Sacrificio (1986) o Stalker (1979) ,  en donde se muestra a  los personajes deambulando entre la niebla, el bosque o el fuego,  crean espacios mentales en el que el espectador está obligado a interpretar la imagen y a su vez es una invitación para realizar un ejercicio introspectivo.

El actor Oleg Yankovskiy en un fotograma extraído del filme Nostalgia (1983)

El silencio que acompaña las películas de Tarkovski sumado a los espacios físicos que muestra como mausoleos y cuerpos de agua; el uso de figuras casi espectrales y la colorización es algunas escenas casi llegando al tono sepia. Hace que el espectador no sea indiferente a lo que está viendo, y se sienta en ocasiones como un huésped dentro de la película. Siendo envuelto por todos los elementos representativos ya nombrados, que se concentran para dar una sola imagen unificadora emocional y una experiencia estética única.

Una película de Tarkovski es una experiencia de arte mayor, donde hacen sinergia diferentes estímulos sensoriales, llevando al espectador a un estado casi meditativo. La sensibilidad y la sinceridad en las cintas de Andrei es innegable, ya que su trabajo fue totalmente inspirado por su vida personal, por lo que no es común ver ningún tipo de referencia dentro de sus películas, ya que su principal inspiración siempre fue el mirar hacia su interior.

El cine de Andréi Tarkovski no es para todas las personas , pero siempre vale la pena darle una oportunidad a aquellas películas que nos permiten experimentar el cine y por qué no, la vida de una forma diferente.

 ¿ Te gustó el contenido? Te invitamos también a leer: 

Escrito por: Katherine Moreno Páez

Webgrafía:  

The Andréi Tarkovsky Retrospective.

Tarkovsky fue el más grande director de cine de la historia, según Bergman.

Esculpir en el tiempo: Reflexiones sobre el arte, la estética y la poética en el cine. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis ultricies nec