Lo perdimos todo…

Lo perdimos todo…

Los emprendimientos y vendedores independientes que asistieron al festival Jamming, quedaron sin comentarios y aún más sin esperanzas de que el trabajo y dinero puesto para poder ir a vender sus productos fuese devuelto por los organizadores del evento.

 

 

Estamos muy estresados, aburridos por todo lo que ha pasado. Estamos afectados todos”

 

cropped-72821bde-316b-445a-9e53-88abf42d2ee7-3 (1)

Estas fueron las palabras de una pareja de vendedores que no tuvo la oportunidad de, ni siquiera, llegar a su puesto de trabajo ya pago dentro del festival, como esta pareja muchas otras sufrieron las consecuencias de las inconsistencias de la organización del Jamming.

 

Aún más allá de las pérdidas de la mercancía que se presentaron, los alquileres de los estantes para organizar sus puestos de trabajo, fueron una de las más grandes pérdidas que jamás pudieron recuperar ya que nunca se dio una respuesta clara a la devolución del dinero. 

 

Asi mismo, los asistentes que deseaban ver en vivo a sus bandas favoritas quedaron aludidos luego de enterarse a un solo día del festival, que todo el evento sería aplazado y según el informe principal “re organizado” cuestión que claramente jamás pasó y quedó la leve expectativa de que alguna vez el Jamming volviera a realizarse. 

¿Hay esperanza de que se vuelva a realizar el Jamming?

 

Realmente es un asunto delicado, comprendiendo todo lo que conllevo la importancia del fallo en este festival, esto no solo enmarca que el evento no se realizó, sino que las personas ya no confiaran en los organizadores.

 

Incluso millones solo para poder asistir, y el tiempo que además se esperó para esto, es algo que jamás se recupera y que nunca se perdonará.

 

 

 

EQDBBIVRH5ATRIN4CQZBW43IUY

Así que no, no se volverá a realizar un festival Jamming, y si llegara a pasar, realmente estaría muy lejos de volver a ser lo que fue y lo más importante, que las personas sientan seguridad de volver a confiar en un evento que los dejó con las manos vacías y sin respuestas.

 

Solo pensemos en las personas que vinieron de otros países para poder ir al Jamming, dicha indignación que se representó en los insultos y daños que se realizaron al bar Casa Babylon, muestran, de primera mano, que las personas no volverán a arriesgar nada por ser parte de los eventos en un supuesto futuro.

 

Lo más sensato es asimilar la pérdida por más dudas que hayan quedado al respecto, así mismo como no se dieron respuestas en un inicio, no se darán al pasar el tiempo. 

Básicamente, lo perdimos todo.

ZQMIND4TVFFJBAEORWU7ZUKLNI