ACN Agencia Central de NoticiasLa música alegra el alma

La música alegra el alma

Imaginarse un mundo sin música, puede ser tal vez, una de las cosas más tristes para muchas personas, ya que esta nos acompaña en todo momento, sea uno bueno o malo, puede llegar a curarnos el alma en muchas ocasiones, recordarnos situaciones y sensaciones, es tanto su poder que hasta puede hacernos creer de nuevo en lo que creíamos perdido.

La música no puede curar una pandemia mundial, ni parar la guerra entre dos de las potencias más grandes del mundo, pero si puede alegrar el alma y eso lo sabe Jorge Andrés Muñoz Beltran un joven de 24 años que por poco pierde la esperanza en sus sueños y la vida misma. 

Estudiante de diseño gráfico de la Universidad Área Andina, es un claro ejemplo de cómo la salud mental de una persona es tan importante como hacerse un chequeo médico. Tiempo después de pasar por una pandemia mundial, él sabía que el encierro le afectaría y esto en conjunto con situaciones de su vida personal lo hicieron querer abandonar sus sueños. 

Todo empezó una mañana de enero del 2021, cuando su novia de aquel entonces le termina por un mensaje de texto, diciendo que pese a los 3 años de noviazgo era mejor terminar todo y dejar las cosas así, bloqueando de sus redes sociales, causando en él una depresión y ansiedad severa.

Lo que parecía gris se convierte en negro cuando al mes recibe una llamada de la empresa en la que trabajaba diciéndole que por circunstancias de la pandemia se tendría que hacer recorte de personal y él hacía parte de él, que su liquidación llegaría en en poco tiempo y que por supuesto estaban agradecidos por su servicio de 4 años con la empresa. 

Sin empleo, ni estabilidad sentimental y económica su vida dio un giro por completo creando cuadros severos de ansiedad, causando desbalances en el su sueño a la hora de dormir, su cuerpo empezó a cambiar y sus manos a torcerse debido al estrés, pensó en rendirse y hasta suicidarse como opción, no le hallaba sentido a hacer lo que antes lo apasionaba. 

Su vida giraba entorno a su novia y su trabajo, pero de un momento a otro ya no era así, su familia se encontraba lejos y él se sentía solo, sin apoyo, ya que no confiaba en nadie debido a la inseguridad que le dejó su relación pasada, pero una noche en la radio escucha la que hoy dice él ”es la canción que salvó su vida” – Happier than ever de Billie Eilish.

No entendía porque le gustó tanto ya que ni inglés hablaba, así que se dirigió a Youtube y buscó la letra y ahí entendió la magia de la música y porque está es un idioma universal, sintió la conección y en ella encontró las palabras que él no podía expresar, inspirado en esta canción decidió retomar su pasión, el dibujo. 

Ilustrando lo que para él era su interpretación del tema y publicandolo en su Instagram, causando una gran reacción entre sus seguidores, permitiéndole crear más ilustraciones para crear su propio catálogo, el que luego le permitirá trabajar con una de las mejores agencias de publicidad en Bogotá.

Agencia donde conocería a Camila Arevalo, mujer con la que actualmente espera su primer bebé y piensa contraer matrimonio apenas tenga el dinero suficiente para organizar la boda de sus sueños. 

Es que después de todo, a veces es necesario pasar del gris al negro y vivir en lo oscuro para poder disfrutar cuando todo tenga color, para entender que todo tiene un fin “Aprender de lo malo te hace querer ser mejor persona y sentirse mal no esta mal“ dice Jorge Andres hoy en día cuando su vida se complemento. 

Tal vez no tenga sentido para algunas personas, pero el imaginar cómo hubiera terminado su vida si no hubiera encendido la radio le causa temor, algunos no pueden entender que la música es la mejor terapia para el alma y eso es triste, a veces solo se necesitan unos audifonos para olvidar problemas y encontrarse con uno mismo. 

Es por eso que también creo al igual que Jorge que la música alegra el alma.