<strong>2.2.2: Juliana, una noche mágica sin precedentes </strong>

2.2.2: Juliana, una noche mágica sin precedentes 

Escrito por: Francisco Martínez y Paula Soler 

 

Fecha: 22/09/2022

Una multitud de gente delirante estaba esperando en el teatro municipal Jorge Eliécer Gaitan, el pasado 26 de agosto, a una mujer con una lírica, sentimiento e imaginación para escribir increíblemente un EP y un álbum que la llevó a ganarse un billboard como mejor cantante revelación.

 

Simon Savi, novio de la cantante, se encargó de abrir una mágica noche, donde Juliana no brilló sola, pues invitó a un repertorio de artistas que visibilizaron nuestra cultura colombiana, entre estos: Ventino, Las Villa, Daniela Calle, Nico Legreti y la rapera paisa Mabiland. 

Un comienzo que arrancó con melancolía y tristeza por el recuerdo de su padre ya fallecido, acompañó la melodía de su canción favorita del álbum «Isla» que demostró el corazón puro de la artista, y que reconoció, ha sido una construcción de familia y experiencias de vida.

 

La escenografía fue algo que ayudó a que Juliana demostrara su esencia ante su público, pues su ensamble y músicos, mostraron lo natural y estética que puede llegar a ser esta “mujer desastre”, como ella misma se cataloga.

Los colores llevaron a crear escenarios de diversidad y aceptación hacia el público, quienes evidenciaron que Juliana tenía planeadas un sin fin de estrategias para que la gente, en el teatro, gozará al máximo de su trabajo musical de años. 

 

La presentación más esperada de la noche fue la de Daniela Calle, quien interpretó a todo pulmón «Cometa», una de las canciones más significativas para el público, ya que dejó, a más de uno, con una lágrima en los ojos, tras su interpretación, junto con su amiga del alma, Juliana.

 

Pese a la mala congestión del tráfico en Bogotá y más siendo viernes por la noche, cuando todo se daba por perdido en una de las interpretaciones más movidas de la velada, llegó la rapera afro más influyente Mabiland a interpretar «Pendejada'» donde puso a perrear y gozar del ritmo, junto a la Anfitriona, a más de uno.

Juliana no se quedó callada después de cantar junto a Mabiland, pues nos contó sobre sus planes a futuro, que incluyen, crear su propia serie musical en Río De Janeiro, Brasil; pues después del concierto, su vuelo saldría a primera hora del día siguiente.

 

Y cuando creíamos que ya todo había finalizado, tras cantar «Muchachitos» su tema estrella junto al cantante mexicano Humbe, Juliana cerró el telón, de no ser por los gritos de sus fanáticos, no hubiese cantado uno de sus debuts estrella en los billboard: “Joaquín”.

 

Este tema cuenta la vida de un pescador, que no volvió a su casa tras el huracán Iota en la isla de San Andrés y Providencia. Juliana lo interpretó, y así, le dió cierre a un maravilloso concierto. 

Se haya llevado o no, un público satisfecho con su repertorio, su show, élla y su música evidencian algo más importante que lo que ocurre en cada concierto: el poder ser uno mismo y ser libre; dentro y fuera de los escenarios, da igual que estés en “2.2.2″

 

Algo que esperamos es que, volveremos a verla en menos de lo que tuvimos que esperar esta vez, Juliana se lució con 2.2.2, gracias por una noche mágica, muchachita.