<strong>¿Dua Lipa y su concierto en un parqueadero?</strong>
DUA LIPA EN BOGOTA

¿Dua Lipa y su concierto en un parqueadero?

Por: Daniel Quintero Llinás

Dua Lipa en Bogotá

Dua Lipa una de las artistas más importantes en lo que va de la década, tuvo cita en la capital colombiana el pasado 19 de septiembre dejando opiniones divididas de lo que se vivió en términos de logística y la locación donde se llevó a cabo el concierto que duró alrededor de una hora y media.

Desde que se abrió la boletería en pre venta para los usuarios del grupo AVAL en noviembre del año pasado se sabía que este concierto iba a ser todo un éxito o por lo menos en cuanto a venta de boletas se refirió, ya que después de una hora de estar disponible en la página de eticket fue un sold-out completo.

Gracias a que la gira se canceló por todo lo que desencadenó la pandemia del Covid-19 y todas las medidas de bioseguridad durante el 2020, tuvimos que esperar dos largos años, sobre todo para los fanáticos, con el fin de que se concretara la asistencia de la artista británica en tierra colombiana.

¿Dua Lipa va a cantar en el parqueadero del Salitre Mágico? Esta fue la pregunta que muchos asistentes de planteaban ya que a la gran mayoría les parecía inaudito que la artista con uno de los álbumes más escuchados en los últimos años y ganadora del premio Grammy a mejor artista nuevo, cantara en el parqueadero de un parque de diversiones.

Entrada al concierto en el Salitre Mágico

Julio Correal uno de los gurú de la logística en la historia de Colombia en su asistencia a este concierto no podía creer el desastre que fue asistir a la presentación de la artista en Bogotá, en sus propias palabras: “Que vergüenza que artistas de la talla de Dua Lipa tengan que venir a cantar en un parqueadero”.

Las críticas llegaron desde antes del día de la presentación hacia el grupo OCESA y 911 donde los más fanáticos pedían de que se cambiara la locación, puesto que la puesta en escena del concierto no podía llevarse a cabo en un lugar tan pequeño como lo es el parqueadero del Salitre Mágico a lo que hicieron caso omiso.

Y es que un concierto de tal magnitud no podía llevarse a cabo en esta locación ya que no cuenta con los espacios apropiados para instalar una buena tarima, un sonido de calidad y todo lo que acarrea el show de Dua Lipa, teniendo otras opciones en la ciudad donde la artista podía llevar a cabo su presentación.

El desastre logístico empezó días antes de la hora final del concierto ya que, como es de esperarse, muchos de sus fanáticos más fervientes empezaron a hacer fila desde el viernes para poder ganarse un lugar en primera fila para disfrutar de su artista favorita más cerca, pero las empresas encargadas, OCESA y 911, no tomaron esto en cuenta.

David Murillo, integrante del club colombiano de fans oficial de Dua Lipa expresó: “yo estuve acampando desde el viernes en la noche esperando para el concierto y 4 horas antes de que empezara el show desorganizaron todo, amontonaron a la gente, provocaron una estampida que a mí me parece lo más peligroso”

Las filas del concierto daban la vuelta a la manzana, llegando hasta el parque José Joaquín Vargas ubicado entre la carrera 62 y 66 con calle 67 donde los asistentes no sabían si estaban ubicados en la fila de la locación platino o general, la confusión era el común denominador de las personas.

La estampida humana que generó esta mala gestión de la entrada al concierto por lo menos no dejó graves repercusiones en los asistentes, ya que el personal encargado de la logística se demoró mucho al momento de requisar a las personas causando un embotellamiento ingresando al último filtro.

El pésimo control en la fila no fue lo único que aquejó a los asistentes del concierto. Otra situación se presentó en la localidad general debido a la lejanía del escenario, ya que la mayoría de los fanáticos no podían verlo de forma clara y los equipos de sonido no proporcionaron el volumen necesario para cubrir ese espacio. 

 

Santiago Peña, uno de los fanáticos que asistieron al concierto en esta localidad relata que la situación fue difícil para él y las personas a su alrededor, dado que al comienzo del espectáculo el sonido era casi nulo y para poder ver algo de las pantallas tuvieron que empinarse y hacer zoom con la cámara de sus celulares.

Es importante tener en cuenta este tipo de situaciones porque al parecer no hicieron las pruebas de sonido suficientes, casi que nulas, y para ser una boleta que para muchos fue un esfuerzo conseguir no es fue justo que las personas en la localidad general hayan tenido que gritar la falta de sonido en pleno concierto.

Agregado a estas dos problemáticas con respecto al desarrollo del concierto, se suma el hecho de que en la localidad general se presentaron estragos por el barro y al igual que David, Santiago llegó temprano para así obtener un buen puesto en la fila, pero la falta de logística por parte de OCESA y 911 no le permitió tener un lugar más cerca al escenario.

Esto último lo confirma Ana Bejarano, transeúnte que casualmente se encontraba sobre la avenida 68 donde junto a su pareja podían disfrutar del concierto mucho mejor que las personas que estaban en la localidad general ya que gozaron mejor la presentación de la cantante, con mejor vista, sonido y de forma gratuita.

El descontento de los fanáticos fue tal que llegó hasta el conocimiento de la misma artista, dado que según el medio Publimetro en su sesión Nueva Mujer, se filtró un video en donde se le ve furiosa con la empresa encargada de la logística del evento por el trato tan deplorable que se le dio a su fanaticada y a su show en general.

La respuesta de OCESA y 911 con respecto a las críticas fue un comunicado en sus redes sociales donde se excusan diciendo que están al tanto de las quejas y que aprecian la retroalimentación de los usuarios, aunque ya quedó en evidencia lo poco preparados que están para llevar a cabo un evento de tal magnitud.

 

Fruto Mejía uno de los DJs de house más importantes y con más trayectoria en Colombia, que también ha sido productor de eventos como Chiringuito Beach en Cartagena de Indias con artistas de la talla de Bob Sinclair, expresó: “No se le puede dar la responsabilidad a cualquier empresa para que se encarguen de eventos de este calibre”

No está demás decir que la imagen que se llevó de la ciudad una artista con la altura de Dua Lipa no fue la mejor, hay que tener en cuenta que antes de llegar a Bogotá se presentó en Rock in Río evento que se llevó a cabo dos días antes y luego en el Foro del Sol en México donde fue una presentación como nunca se vio en el país azteca en términos logísticos.

La polémica alcanzó hasta el próximo concierto de Harry Styles en donde los fanáticos se alzaron para denunciar la locación en donde se iba a llevar a cabo el concierto ya que también procedería en el parqueadero del Salitre Mágico, OCESA hace pocos días comunicó el cambio de locación.

No hacía falta tener que pasar por una polémica como esta ya que, por respeto al artista y los fanáticos, no se puede llevar a cabo un evento de este calibre cuando con solo la venta flash de la boletería que hubo el pasado año, se sabía de la asistencia masiva y no se tomaron las medidas necesarias y así poder ofrecer un buen servicio logístico.

Recordemos que las redes sociales se inundaron de publicaciones en donde muchos asistentes reprocharon el pésimo actuar de esta empresa a la hora de organizar el evento, quejas que van desde la mala organización de las filas para entrar al evento hasta las complicaciones que tuvieron la mayoría de espectadores que estaban en la localidad general.

 

En definitiva 911 y OCESA no estaban preparados para llevar a cabo esta tarea ya que casi no cumplieron con los requisitos que tiene un concierto de calidad para ofrecerle tanto a los asistentes como a los artistas en cuestión, una buena experiencia en todos los ámbitos que este tipo eventos acarrea.