Dua Lipa: Desde Lóndres con amor.

Dua Lipa: Desde Lóndres con amor.

Por: Daniel Quintero Llinás

Dua Lipa es el nombre de una de las artistas pop más importantes en los últimos años y aunque muchas personas que no la conocen piensen que es su nombre artístico, está británica nacida en Londres, Inglaterra, de padres albanos, hizo vibrar a las treinta mil personas que asistimos este pasado fin de semana en el parqueadero del Salitre Mágico.

 

La espera terminó y el Future Nostalgia Tour de Dua Lipa aterrizó en Bogotá para dejar huellas en los fanáticos que gozamos la presentación que contó con innumerables éxitos de su último álbum, Future Nostalgia como: “Physical”, “Don’t Start Now”, “Levitating” y su reciente colaboración con Sir Elton Jhon “Cold Heart”

Dua Lipa en Bogota

Fue un viaje musical nostálgico con sonidos electrónicos que se apoderaron de la atención de los asistentes, aunque la logística presentó algunos inconvenientes, todos nos olvidamos de las fallas que se presentaron cuando Dua Lipa se tomó el escenario y comenzó la fiesta, como el nombre de su álbum lo indica.

Las dos filas que conformaban la entrada eran: Platino y general, las cuales se empezaron a formar desde el viernes en la noche cuando fanáticos empezaron a acampar a las afueras del Salitre Mágico para ubicar el mejor puesto, y así, estar más cerca de la cantante donde se pudo disfrutar el evento con una mejor vista.

Todo concurría con normalidad en la fila, no faltaron los colados que siempre, estaban irrespetando el protocolo de entrada, aunque no pasó a mayores ni tuvieron altercados de magnitud, creo que la emoción y la cantidad de alcohol que las personas estaban consumiendo sirvió para hacer más amena la espera.

En la fila podías encontrar de todo, desde personas revendiendo boletas, pasando por los vendedores de gorras y pañoletas alusivas a la artista, hasta puestos en la fila para adelantarse y no esperar tanto tiempo, debo confesar que intentamos negociar unos puestos adelante, pero los encargados de la logística nos regañaron en frente del resto de asistentes.

Nosotros llegamos alrededor de las 4:00 pm el mismo Domingo, así que ya se pueden hacer una imagen de doónde nos tocó puesto que demoramos alrededor de una hora y media para entrar a la requisa respectiva previo al inicio del concierto y después a correr para tener un buen lugar y disfrutar al máximo de esta experiencia.

No hubo rastro alguno de playback efectivamente, al momento de llegar, aunque estábamos en la zona Platino, bailamos y cantamos el concierto en la parte trasera de la localidad, pero créanme no fue excusa u obstáculo para dejar de disfrutar la voz de Dua Lipa al máximo. No se me puede olvidar mencionar que cantó de inicio a fin.

Bogotá es la ciudad indicada para poner a prueba los artistas ya que la respiración y el esfuerzo por tomar aire para seguir bailando y cantando a 2600 mts de altura se notaba mucho en la artista, lo que me hizo concluir que esta es la mejor ciudad para saber si el artista está dándola toda o no.

 

El concierto fue un oasis de sentimientos encontrados, la alegría no faltó y más cuando Dua Lipa empezó a hablar en español diciendo: “Estoy muy emocionada. Estoy muy feliz de estar aquí. Gracias por su amor. Gracias por su energía. Gracias por su apoyo”, debo confesar que en este momento de la emoción solo salían lágrimas de mis ojos.

Otro momento que me pareció crucial en la noche fue cuando el mismo Sir Elton Jhon apareció en las pantallas del escenario para compartirlo de forma “virtual” con Dua Lipa, creo que es lo más cercano que he estado a la leyenda de la música en mi vida y doy fe de que también para muchas personas, solo era cuestión de escuchar la ovación del público.

Los cambios de vestuarios que hacían ver a Dua Lipa como una diosa, las coreografías con sus bailarines, los comentarios de la artista, la música y la respuesta del público fueron la combinación perfecta para ser de este concierto una excelente opción para cerrar el fin de semana de amor y amistad con broche de oro.

Sin importar las falencias que tuvo el grupo Ocesa, encargados de la logística del evento que espero aprendan de los errores cometidos, fue una experiencia sin igual donde sé que se repetirá y hará que Dua Lipa vuelva con la misma actitud a Bogotá, una ciudad que demostró solo amor y buena energía en la pista de baile.