Happy Old Year, una mirada al habitar

Happy Old Year es una muestra fascinante de lo que se habita o no, y cómo esto habla por la misma persona así está  ya no lo quiera.

Imagen

Quiénes habitan nuestros espacios momentáneamente, ¿se quedan así o perduran en nuestra memoria?

Habitar nos permite ser, ser en diversos espacios, como lo son: lugares, objetos, personas y recuerdos. A todo esto le atribuimos una especie de responsabilidad de ser por nosotros a veces sin darnos cuenta de ello.

Happy Old Year nos permite ver a través de su protagonista Jane, cómo los momentos en donde se siente más ausencia traen consigo lo que en algún momento habitamos, aquellos lugares y personas los cuales también habitaron en nosotros. Para esto reescribimos la memoria y así logramos habitar los recuerdos que en algún momento estaban ocultos, ya sea intencionalmente o no. 

Hay algo que es bastante interesante de apreciar y es cómo esta situación detona muchas sensaciones y emociones, es ver ver que las cosas que se tienen son aquellas que habitan con uno y pasan a ser nuestra vida misma, lo que somos y fuimos. Es así como Jane va encontrando cosas que la hacen caer en recuerdos de su vida ya pasada y con los que se muestra indiferente. Sin embargo, esto se va volviendo más difícil de mantener ya que realmente todos estos objetos la llevan a lugares y personas que hicieron parte de su espacio y ella en los suyos (aunque en un momento quisiera escapar de estos). Además, todos lo que habitaron en su espacio aún estaban, pero para las otras personas ella ya no. Es aquí donde empiezan la incertidumbre y tristeza… ¿Me recordarán? ¿Dejé de estar?  Y es que en el momento que decidimos irnos, deshabitamos lugares y personas, dejamos de ser y de estar, y puede que recuperar esto no sea tan fácil. 

Es así como esta película nos deja ver con claridad, nostalgia y emoción lo que conlleva habitar y ser habitado, cómo estos recuerdos, cosas y personas tienen tanta importancia en nosotros y nuestra memoria. 

Escrito por: Tania Olaya

Webgrafía

HAPPY OLD YEAR (Feliz año pasado, Nawapol Thamrongrattanarit, 2019)

Martin Heidegger, “Ser y tiempo”

SOMOS EL ESPACIO QUE HABITAMOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis ultricies nec