CREAN MICRO BIOSENSOR QUE DETECTA EL VIH Y EL CÁNCER ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE

CREAN MICRO BIOSENSOR QUE DETECTA EL VIH Y EL CÁNCER ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE

Por: Juan Sebastián López y Johan Steven Rubiano

La detección temprana en la mayoría de las enfermedades puede ayudar a que el paciente se cure y evitar futuros contagios. Hasta ahora, se requerían 2 semanas para confirmar la presencia del sida. Es así, que gracias a una investigación del CSIC será posible detectar el VIH tipo 1 durante la primera semana después del contagio y obtener los resultados clínicos en menos de 5 horas. Ya está siendo empleado para detectar de manera precoz dicha enfermedad y algunos tipos de cáncer.

Una investigación desarrollada por un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha consumado en el desarrollo de un biosensor que es capaz de detectar el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) en la sangre durante la primera semana después de la infección. 

Grupo de Bionanomecánica del Instituto de Microelectrónica de Madrid, por Joan Costa / CSIC

Los experimentos fueron realizados con suero humano y detectaron el antígeno p24, una proteína presente en el virus VIH-1. Esta tecnología detecta dicha proteína en concentraciones 100.000 veces inferiores a las que suelen tener los sistemas actuales. El tiempo total del ensayo es de 4 horas y 45 minutos, lo que permite obtener los resultados el mismo día de los exámenes. 

Fuente: Joan Costa / Consejo Superior de Investigaciones Científicas

La investigación, que fue publicada en la revista Plos One, revela que el biosensor está compuesto por estructuras micromecánicas de silicio y nanopartículas de oro. Ambas están programadas con anticuerpos específicos al p24. Al final del inmunoensayo, el p24 es atrapado a modo de sándwich entre las estructuras micromecánicas de silicio y las nanopartículas de oro. 

Hoy en día existen dos formas para detectar el sida: mediante la detección en sangre de ARN viral por las pruebas de amplificación de ácidos nucleicos, o al detectar el antígeno p24 con los inmunoensayos de cuarta generación. El primer método se basa en la detección en sangre de ARN viral y no se puede detectar hasta pasadas dos semanas después de la adquisición del VIH. Por su parte, con el uso de inmunoensayos de cuarta generación, solo se puede detectar el virus aproximadamente tres o cuatro semanas después de la infección. 

“El biosensor usa estructuras que se fabrican con tecnologías bien establecidas en microelectrónica, lo cual permite su producción a gran escala y a bajo coste. Esto, unido a su simplicidad, podrían convertirlo en un buen candidato para ser usado en países en vías de desarrollo”, detalla Tamayo.  Este avance resulta muy significativo para la industria de la salud, en tanto estas enfermedades de anticuerpos malignos continúan cobrando miles de vidas alrededor del mundo en el presente año.

Written by:

¿Quiéres más contenidos? encuéntranos siempre como @conexioncentral