ACN Agencia Central de Noticias¿Muy pronto para bajar la guardia?
¿Muy pronto para bajar la guardia?

¿Muy pronto para bajar la guardia?

Por: natalia gonzález moriano

¿Muy pronto para bajar la guardia?

El Covid-19 cambió radicalmente nuestras vidas, y con ello las formas en cómo afrontamos y nos adaptamos a las nuevas medidas de salubridad, como el uso del tapabocas y procedimientos de desinfección. No obstante, en los últimos meses se ha evidenciado un decrecimiento en los índices de contagio y en el número de pacientes fallecidos.

 

La pregunta en cuestión es, ¿ya estamos listos para abandonar estas modalidades de sanidad?

 

Nos encontramos en tiempos de sosiego, en épocas donde los picos por el aumento de las diversas condiciones epidemiológicas han cesado. Aún así, hace unos meses esta actitud despreocupada no se hallaba entre los ciudadanos bogotanos, los múltiples cuidados llevados a cabo con el fin de no contagiarse era el tema predominante, un cuidado exhaustivo hacia lo externo. 

Fin del tapabocas

Sin embargo, el pasado lunes 25 de abril del 2022, el presidente Iván Duque, junto con el ministro de salud Fernando Ruiz, y el director del Departamento Administrativo De La Presidencia De La República (Dapre) Víctor Muñoz, anunciaron  mediante un comunicado de prensa publicado en su canal oficial de YouTube llamado Presidencia de la República – Colombia, nuevas directrices:

  1. Desde el 1° de mayo y hasta el 30 de junio, se extenderá la emergencia sanitaria. No obstante, medidas no farmacológicas se van a abandonar, ejemplo de ello el retiro absoluto del tapabocas en espacios cerrados, exceptuando en los servicios de salud, transporte e instalaciones educativas.

2. Dichas medidas serán aplicadas en municipios donde exista un porcentaje del 70% con doble dosis de vacunación. Por otro lado, también se dio a conocer la eliminación de solicitud del carné en eventos tanto públicos como privados de carácter masivo, esto incluye bares, discotecas, bibliotecas, cines, eventos deportivos, museos, y demás. 

Es en estos momentos donde no debemos bajar la guardia, ni dejarnos llevar por la exaltación, y al contrario, seguir implementando en nuestras rutinas cuidados de higiene. Si bien, los índices de contagio y fallecimientos han disminuido, debemos tener en cuenta que muchas personas siguen sin vacunarse, y que por ende, el virus continúa circulando. 

A su vez, en una entrevista realizada para EL NUEVO SIGLO, Gina Tambini, representante en Colombia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), explica que es fundamental continuar con las medidas de bioseguridad, asimismo manifiesta que es importante continuar con la vacunación contra el covid-19, aunque admite la disminución de la enfermedad, resalta que aún seguimos en pandemia, y no debemos descuidarnos. 

Asimismo, destaca que se hallan evidencias claras de las múltiples mutaciones junto con sus variantes, con mayor transmisibilidad pero con una menor severidad en relación con la enfermedad, hospitalización e índices de fallecimiento.

Por otro lado, tras el levantamiento de la norma del uso obligatorio del tapabocas, Gina Tambini  en la entrevista realizada para EL NUEVO SIGLO, expresa que no se debe bajar la guardia, y por el contrario se deben completar esquemas y tener refuerzos, sobre todo esta indicación es para espacios abiertos, lugares al aire libre donde exista ventilación. 

De igual manera, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su página oficial de Twitter pide a las naciones seguir organizándose para enfrentar el virus, recomendando no cambiar los niveles de alerta, ya que el coronavirus continúa transmitiéndose de forma intensa. 

El director general de esta organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un comunicado de prensa que publicó en su cuenta de Twitter, expresa que la mejor forma de cuidarnos es preparándonos para futuros brotes, y eso lo lograremos cubriendo las brechas existentes en el acceso a las vacunas, y potenciando el uso de la mascarilla tanto en espacios abiertos como cerrados. 

Aún así, hay quienes argumentan que el tapabocas desde hace un tiempo debió eliminarse, como el excandidato presidencial y exministro de Salud, Alejandro Gaviria, quien en su cuenta de Twitter afirma que las mascarillas “son un costo innecesario para la gente y el medio ambiente”, y que además dichas medidas de salud pública deberían ser más razonables y justificables.

FIN DEL TAPABOCAS

Al parecer esto es rutinario entre los candidatos presidenciales, quienes se caracterizan por la ausencia de la mascarilla durante sus campañas políticas, ya sean en espacios abiertos o cerrados. Cómo olvidar cuando el excandidato del Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, asistió a un debate presidencial sin tapabocas, y terminó contagiado por el covid-19.

De igual modo, tenemos a quienes no creen en esto, y dicen que el covid-19 nunca existió. Como el médico homeópata Harry Brunal, quien asegura que el coronavirus es una farsa, afirmando que la pandemia hace parte de un ataque biológico cuyo fin es manipular la población, y quien además se niega a usar el tapabocas. 

En resumen, existen casos de casos referentes al tema de la eliminación del tapabocas, lo que sí debemos tener claro, es que cuando en algunos sectores se relajan las medidas de bioseguridad, aquellas transmisiones se disparan, causando mayores contagios y fallecimientos. 

Es probable que este virus decida quedarse más tiempo, y es por ello que debemos aprender a convivir con él adaptándonos a nuevos formatos de salud. La pandemia continúa siendo una amenaza, y aunque la mayoría de nosotros queremos que esto termine, no podemos dejarnos llevar por el optimismo de retirar el tapabocas, porque la exaltación por sí sola no puede controlar este virus.

Recuerden, nosotros somos parte del cambio, y hay quienes piensan que cuando se comienzan a emplear las vacunas, ya se puede bajar la guardia, pero no. Es en estos momentos cuando debemos prevenir a toda costa que el virus se siga propagando.

Si bien, las vacunas cumplen el objetivo de proteger a las poblaciones más vulnerables ante el virus, no debemos dejar que aparezcan nuevas olas de picos epidemiológicos. 

Es así como el retiro tan apresurado de la mascarilla me deja muy pesimista, reafirmando mi escepticismo ante una sociedad a la que se le dificulta pensar en el cuidado colectivo. Los altos y bajos picos de esta enfermedad en nuestro país, lo único que demuestran es un constante combate por intentar llevar a cabo prácticas “responsables” de autocuidado.

Ahora es su turno, ¿Qué opina sobre esta nueva modalidad? ¿seguirá usando el tapabocas?

 

Por si te interesa saber más sobre el tema: