ACN Agencia Central de NoticiasLa vida actual de los niños ucranianos

La vida actual de los niños ucranianos

Por: Vanessa Aguirre

¨Podemos jugar con los teléfonos, pero queremos ir a casa, queremos ver el sol¨, Estas son algunas de las palabras registradas en un video subido por El Mundo, de uno de muchos niños que se encuentran refugiados en sótanos o Bunkers de Mariúpol

Estos niños se hacen virales, luego de que militares llegaran a su refugio para darles regalos, donde deciden circular el video, en esta grabación se encuentran niños Ucranianos que se refugian en un parqueadero subterráneo con algunas de sus madres y militares.

De acuerdo con el video en el noticiero Todo Noticias. Los niños comentan cómo su vida ha cambiado en estos dos últimos meses, cómo es su nueva rutina.

Ellos reciben sus tres alimentos diarios, salen un poco a mirar el panorama cuando se puede salir y en su mayoría ven clases en línea o algunas personas se ofrecen a darles clases personalizadas o simplemente jugar con sus teléfonos celulares para poder distraerse.

En el noticiero Todo Noticias, muestran un video donde Alina Doliskaïa de 9 años dice “La primera Noche dormimos sobre sillas, Luego nuestros padres trajeron camas para los niños. Los niños dormíamos en camas y nuestros padres en sillas”.

Y Daniel Litvinov de  13 años, También dice “Los primeros días no estaba muy preocupado no entendía lo que pasaba pensaba que no era real y que iba a terminar el día siguiente, luego me di cuenta que no se iba a acabar al día siguiente”.

 

En los vídeos dicen que solo esperan que les reconstruyan sus casas para así poder volver a sus hogares y tener su vida de vuelta con sus seres queridos y volver a la vida normal, extrañan ir a sus escuelas, a los parques, a vivir su niñez en paz.  

Ellos también resaltan que quieren que la guerra se acabe, que lleguen a una conciliación, ya que mucha gente está sufriendo por problemas que no les corresponden.

Estos niños captan la atención de muchas personas en el mundo, generando mil de emociones, pues es claro que a ningún ser humano quisiera pasar por eso y ver sobre todo a un hijo, sobrino, primo o niño, sufriendo y experimentando cosas y vivencias que les quedarán marcados por años.

Cómo siendo tan niños se les despierta la desesperación, angustia, sufrimiento, ansiedad y hasta la misma depresión. Y es más feo aún no poder brindarle una ayuda para liberar esas cargas negativas y expulsar esos momentos tan desgarradores.

Mil pensamientos se deben generar en muchas personas, como, ¿si estarán bien? ¿Cómo pasan sus noches? ¿Escucharan cuando llegan a destruir sus hogares? ¿Alguien los escuchará? ¿Les ayudan a calmar esas emociones?

Son niños que no merecen pagar por una problemática de su país frente a otro, solo quieren tener una vida digna, llena más de risas que de llantos. Pero es la realidad que están atravesando muchos de estos niños ucranianos sin poder ayudarlos y tener esperanza para que se acabe y pueda estar bien tanto los niños como todo ser humano que se encuentra pasando por esta situación.