Barrismo Social

Barrismo Social

Por: Carlos Andrés Oyuela Gantivar

Luis Vélez, nació en Madrid Cundinamarca, el 5 de febrero de 1984, lleva 26 años viviendo en Zipaquirá. Durante su adolescencia, se ha destacado por ser figura en los torneos zonales de fútbol. Acumula 56 goles oficiales en la Liga Bogotá y Cundinamarca, 2 veces elegido en el once ideal y actualmente es líder comunal destacado por la secretaría de convivencia.

Es activista y barrista del grupo Blue Rain Zipaquirá, una barra ‘brava’ afiliada que representa a Millonarios F.C. a nivel nacional. Es un hombre muy importante en el barrismo social, su papel es ayudar a construir un país sin estigmatización para culturizar a los hinchas con un enfoque comunitario, participativo y que fomente el respeto a la vida.

Barrismo Social

Carlos: Un gusto estar con usted.Muchos aficionados del deporte en general, no identifican el significado de barra brava, como líder activo. ¿Qué son las barras bravas?

Luis: En términos futbolísticos las barras bravas son grupos de hinchas, seguidores, aficionados de un equipo de fútbol que muestran apoyo absoluto, en muchas ocasiones bajo el método de la violencia, ya sea por el resultado del partido, por el rival de patio o de la misma ciudad como es conocido por los miembros de cada comando.

Carlos: Cuando dice miembros, es importante resaltar la comunicación interna y externa que ellos manejan. ¿Cuál es la responsabilidad de ser líder barrial?

Luis: Es la persona que se encarga de entonar nuestras canciones representativas para darle ánimo al equipo, también corroboran acciones de limpieza facial a cada integrante para la aplicación de maquillaje representativo a los colores del escudo.

Ellos tienen un manual de códigos de comportamiento de un antes, durante y después del partido sea local o visitante, son muy estrictos a la hora de que algún miembro falte al código que rige, desde que tú te comprometas a participar en las decisiones del grupo.

Carlos: ¿Cuáles son los detalles que distingue un integrante barrial a un hincha?

Luis: Como le comenté antes, nos distinguimos por posición geoestratégica en las tribunas del estadio, por cánticos realizados por nosotros. Algunos tienen tatuado el escudo, nombres o rostros de los jugadores insignias a nivel histórico del club. Utilizamos banderas, carteles y pancartas, todo esto en un espacio donde afirmamos nuestra identidad.

Son espacios de territorialidad sin estigmatizaciones, cada uno observa y desarrolla las emociones a su manera. Los hinchas naturales son personas más pasivas y tranquilas, perciben el momento en familia nosotros los llamamos pechos fríos de la forma que apoyan al equipo en los momentos de gloria y de frustración.

Carlos: La territorialidad abarca miles de interpretaciones y más en un deporte como el fútbol. ¿Pertenecer a una barra brava es incitar a la violencia? Lo digo por las últimas noticias sobre los hechos ocurridos en El Campín el pasado mes de diciembre del 2021.

Luis: Es un panorama muy complejo porque nos alteramos y nos consideramos únicos, solo es válido ser hincha de un solo color, sino es así, representaría ser un rival. Nosotros generamos sentimientos de superioridad y de irrespeto, cuando las cosas se salen de control, invadimos la tribuna de la barra visitante y se registran los hechos de violencia.

Sí lo vemos desde el barrismo social, se están implementando procesos con la intervención de las autoridades locales y no gubernamentales, han llevado procesos de pedagogía deportiva, de sana convivencia; temas como la logística, el respeto por el otro escudo, color y diálogos con la fuerza pública.

Barrismo Social

Carlos: Ante estas situaciones que se viven día a día, muchos países han reglamentado drásticas sanciones a equipos por el compartimento de las barras, desde las organizaciones de barras. ¿Qué peticiones le han solicitado a Millonarios F.C. en temas como la participación?

Luis: El barrismo cada día evoluciona más y claro que rechazamos lo que está pasando en el mundo futbolero, ejemplo de los clásico del Querétaro vs Atlas en la Liga mexicana. Hemos dejado la portación de armas. ¿Qué pedimos nosotros? Financiación a nuestras fundaciones y grupos sociales, que no revendan las boletas y así asistir a todas partes.

Muchos no contamos con los recursos económicos para movilizarnos con el equipo, no solo a Medellín, Cali o Barranquilla, también a torneos internacionales y por eso muchos deambulamos por las calles de ciudades desconocidas para juntar y acceder a un boleto para ver al equipo que amamos, desde ahí podemos rescatar los valores como hinchas de paz.

Barrismo Social

Carlos: Ya para finalizar nuestra entrevista

Carlos: Desde esa perspectiva de que no todas las barras son violentas, que Blue Rain tiene proyectos de culturalización, los apoyos que las instituciones deportivas deben hacer para reducir los índices de violencia y aumentar el fanatismo. Por último ¿Qué estrategia es viable en la actualidad para combatir la estigmatización a las barras bravas y vivir el fútbol en paz?

Luis: Primero diría que concretar la participación de todas las barras de los equipos, es fundamental reconocer y entender las problemáticas que vive día a día la violencia en las tribunas, crear eventos sociales donde prime temas como la seguridad y convivencia.

Por otro lado, pensaría que metodologías que vayan de la mano de replicar el mensaje de tolerancia y buen comportamiento.

Crear alianzas entre el gobierno nacional, ministerio del deporte y los equipos de fútbol para garantizar la unidad de gestión de riesgo. La política pública erradica la violencia dentro y fuera de los escenarios deportivos.

Carlos: Desde el barrismo social es muy importante acompañar a todas las comunidades en sus trabajos y talleres. Un punto alto desde la ética y la cultura de los líderes barriales, no solo con Millonarios, sino con todos los equipos del mundo, logrando borrar todas las brechas negativas que estigmatizan a este conjunto de aficionados.

Por si te interesa más sobre el tema: