ACN Agencia Central de NoticiasEl representante que perdimos

El representante que perdimos

Por: Daniela A. Cortez Herrera

El 2022 ha sido uno de los más movidos en temas de política, vivimos las elecciones legislativas, donde el país se llevó la sorpresa de un Congreso completamente renovado, con 20 curules en el Senado para el Pacto Histórico y con varios congresistas que inesperadamente se quemaron. 

 

Hoy nos encontramos en el Congreso de la República con Mauricio Toro, representante de la Cámara por el partido Alianza Verde, hablando de tusas, propuestas, de la Alianza y del futuro. 

Mauro, buenas tardes e iniciemos de una vez para no darle más vueltas al asunto, ¿Cuáles van a ser tus últimos pasos en este periodo legislativo?

Lo primero que hay que decir es que hay que salir por la puerta grande, nosotros hemos venido haciendo un trabajo muy comprometido, juicioso, técnico y profesional, no en vano, hemos quedado 4 años consecutivos dentro de los 10 mejores representantes.

 

Creo que esa es la responsabilidad, hay que cerrar con broche de oro, terminar de sacar los proyectos de ley que radicamos, adelante; radicar otros cuantos porque hasta el último día de legislatura, que es el 20 de junio, hay tiempo para dar los debates de control político, las audiencias públicas, sacar adelante los proyectos y presentar lo que creamos aún falta. 

Bueno Mauro ¿Cómo nace el eslogan de tu campaña?

Fue en el año 2018 en plena estructuración de la campaña cuando yo venía del sector privado, de emprender, nunca había hecho política en mi vida, no me había acercado a ella, estaba muy ajeno a lo que era todo esto, y en parte decidí lanzarme porque entendía un poco de la frustración mía y la de la ciudadanía, “de oiga, esto tiene que tener un cambio”. 

 

Cuando mirábamos a quién podíamos apoyar al Congreso para representar los intereses de los emprendedores, los estudiantes y las libertades individuales, decíamos: hoy muchos son puros políticos que no nos entienden, que se les olvidó ser ciudadanos y que somos los ciudadanos los que hoy no hemos podido conectarnos con esos políticos, y entonces nos va a tocar a nosotros.

 

En medio de esta frustración, yo en una cerveza le digo a unos amigos de mi equipo de trabajo, como: “¡juepucha, es que esto no puede ser, que estos manes no puedan ser ciudadanos, por qué nos toca a los ciudadanos hacer!… lo que ellos deberían hacer”. 

 

Y un amigo dijo: “¡juemadre por ahí está!, qué es lo que tú quieres decir, yo sí, que si los políticos no pudieron ser ciudadanos, por qué nos toca a nosotros ser políticos”, y ahí construimos el eslogan que nos ha acompañado hasta hoy. 

 

Mau, ¿Qué se viene, qué podemos esperar de Mauricio Toro fuera del Congreso? 

Estoy apenas empezando a pensar exactamente qué debería continuar, es muy pronto para asimilar lo que se viene, para planear lo que se viene, lo que sí es que hay un grupo de jóvenes que nos quemamos, que tenemos que llevar las banderas de esa juventud que votó por nosotros.

Se vienen las territoriales, se viene la alcaldía de Bogotá, se viene el Concejo, yo creo que lo primero que hay que hacer es tratar de apoyar a jóvenes que quieran ser concejales para poderles dar la oportunidad de que representen sus ideas en democracia.

 

Y se viene la disputa por lo que es la alcaldía, hay que ver si estamos preparados entre nosotros, si vamos a apoyar a alguien que vaya a salir, va a ser una contienda dura, movida y competida, pero hay que evaluar todas las posibilidades y saber a quién hay que seguir sirviendo, 

 

Esos 30.000 votos son personas que se hicieron a pulso. No hay 1 solo voto de maquinaria, es la ciudadanía libre que salió a votar y a decir “yo creo en usted”, además de todas esas personas que votaron por el “síndrome del elegido» que hoy dicen: ¡no puede ser, cuenta conmigo! y que van a tener que reunirse alrededor de una propuesta que espero poder plantear.

 

¿Eso quiere decir que no descartas del todo la posibilidad de la alcaldía de Bogotá? 

Yo aprendí una cosa de mi abuelita, y decía “la lengua es el azote de la cola”, y decir que no, sin saber qué va a pasar, es prematuro; decir que sí, sin saber qué va a pasar, es prematuro, lo que siempre digo yo es que yo no le cierro las puertas a nada y hay que mirar el destino qué ofrece, pero yo no diría que no.

 

La puerta está abierta ¿Por qué no Mauricio Toro de alcalde?

¿Por qué no? Habría que mirarlo, yo creo que lo que hay que pensar más allá de eso es cómo esto le sirve a Bogotá, y cómo reunimos fuerzas para que sea una ciudad mucho mejor de la que hoy tenemos.

Mauricio, voy a cambiar un poco de tema ¿La Alianza Verde a qué candidato presidencial estaría apoyando? 

Como quedó en el Ejecutivo, lo que está aprobado es libertad dentro de la Coalición de la Esperanza o el Pacto Histórico. Hoy quedó Sergio Fajardo elegido, por lo tanto, hay unos que estamos cumpliendo con nuestra palabra de apoyar al que ganara de allí, y hay otros que están con el Pacto Histórico porque así lo hicieron saber en su momento.

 

Mauricio muchísimas gracias por la entrevista. 

 

Ni más faltaba, un abrazo gigantesco y para las que sea.

 

La entrevista permite observar que, lamentablemente, el país y Bogotá se quedaron sin uno de los mejores representantes que han pasado por la cámara quien se ha destacado por su trabajo transparente y comprometido. 

 

Pero Mauricio Toro tiene su horizonte claro, sabe que seguirá trabajando por Bogotá desde el sector en el que esté, también sabe que es joven y que su vida no acabará por no haber ganado nuevamente su curul en la Cámara. 

Para conocer más sobre las movidias políticas de este 2022, visite la siguiente infografía