Icono del sitio Concentrika Medios

¿Cómo los periodistas deberían cubrir hechos de violencia y abuso de niñas, niños y adolescentes?

En el marco de la conmemoración del día de la mujer, el pasado miércoles 8 de marzo, la Escuela de Comunicación Estratégica y Publicidad de la Universidad Central, desarrolló junto con el ICMEC (Centro Internacional para Niños Desaparecidos y Explotados) el taller de buenas prácticas para cubrir eventos periodísticos relacionados con el abuso y explotación de NNA (niños, niñas y adolescentes).

Por: Valery Pérez Castiblanco.

   Foto tomada por : Cristian Aguiar  

Al comienzo del evento se comenzó dando un contexto acerca del panorama desfavorable que existe en América Latina y, en especial, en Colombia con relación a la protección de los derechos de los NNA. Todo esto, ya que, según cifras de Medicina Legal, 634 niños, niñas y adolescentes fueron asesinados en el año 2022 y, de acuerdo con la organización ‘Save The Children’, Colombia es el segundo país con más tasas de homicidio infantil.

Las invitadas al taller fueron Laura Sánchez, Oficial Regional para el ICMEC; Alexandra Correa, periodista internacional y Victoria Elena González, decana de comunicación social de la Universidad Externado de Colombia.

Cada una de las invitadas hablaron desde su trabajo y experiencia del cómo han desarrollado estudios, estrategias y procesos de visualización de los casos de violencia y explotación de menores, así como también, casos de violencia de género.

El propósito del evento fue más allá de exponer los casos de violencia infantil y de género, pues el enfoque principal fue hacer un llamado a los futuros periodistas de la academia para que sigan ciertos parámetros y hacer un correcto cubrimiento a estos casos de violencia, especialmente cuando se trata de violencia y explotación sexual, dado a que, al momento en que los medios de comunicación informan de estos hechos, muchos caen en revictimizar y poner en peligro a los menores de edad.

Así entonces, estas serían las buenas prácticas para cubrir adecuadamente noticias sobre abuso y explotación sexual de NNA:

  1. No responsabilizar: Hay que reportar los hechos objetivamente, sin insinuaciones, sin asumir responsabilidades o culpas. Se utilizan términos como “presunto o presunta” cuando una persona está acusada en un proceso penal pero no hay una sentencia firme condenatoria.
  1. Utilizar un lenguaje preciso de acuerdo con los hechos: Muchos medios de comunicación suelen normalizar cierto lenguaje o términos inapropiados como turismo sexual, prostitución sexual, etc. Estos términos son inapropiados puesto que son delitos. Se debe utilizar el nombre del delito en sí y no revictimizar textualmente. Se recomienda usar la Guía de Luxemburgo.

Si deseas conocer esta guía, accede al siguiente enlace:

https://aprendiendoaserpapaz.redpapaz.org/wp-content/uploads/2018/08/Guia_Luxemburgo_16082018_vf.pdf

  1. Proteger la identidad de las víctimas: No mencionar nombres, ni de la víctima ni del victimario; eliminar referencias geográficas, direcciones, etc.
  1. Educación al público: Se necesita educar al público acerca de la responsabilidad de proteger a los NNA, denunciar ante cualquier sospecha o conocimiento. Incluir los canales de denuncia como la línea 141 del ICBF, páginas de la Fiscalía General de la Nación y el CAI virtual de la Policía Nacional.

Por último, las invitadas recordaron el poder que tienen los medios de comunicación de hacer presión mediática para influir en la agenda pública y que esto sea tema de debate y de injerencia en la legislación, pues se está dejando aumentar las cifras de NNA y de mujeres víctimas de toda clase de violencia, dejando a los culpables impunes. Adicionalmente, a los ciudadanos también se les invitó a hacer las denuncias y a trabajar para proteger los derechos de los menores y mujeres.

Salir de la versión móvil