Icono del sitio Concéntrika Medios

¿Cómo desarrollar un currículum más atractivo a través del eye tracking?

POR: Santiago Gómez y Vanessa Torres

Todos sabemos lo importante que es tener un buen currículum, hoja de vida o carta de presentación, siendo este la pieza principal para entrar al mundo laboral, pero ¿sabes realmente qué debe tener tu currículum para considerarse bueno?. El Eye Tracking puede ayudarte a evitar varios dolores de cabeza y conseguir llamar la atención de cualquier persona con solo verlo, aquí te lo vamos a explicar.

Antes de empezar hay que entender qué es, el Eye Tracking o Seguimiento Ocular en español, consiste en analizar los movimientos oculares de una persona, destacando los puntos donde concentra por más tiempo la mirada y donde se omite, esto se realiza con un monitor que lanza rayos infrarrojos a los ojos que después van de la pupila al monitor, creando un mapa de calor que ayuda a conocer en qué tipo de información se concentran más al leer un currículum. Esta técnica es mayormente utilizada y relacionada con el Neuromarketing, ya qué es de gran ayuda para lograr más aciertos a la hora de las ventas.

Keele University

Anteriormente para poder obtener estos resultados se utilizaban espejos, pesadas cámaras que reposaban en la cabeza o espirales que iban directamente en el ojo, dispositivos que resultaban ser muy incómodos. Actualmente con el avance de la tecnología se utilizan dispositivos menos invasivos con el ser humano, como lo es el Remote Eye Tracking, Tobii Pro Glasses 3 o pantallas sin necesidad de mentoneras, simplemente el usuario debe sentarse, ver fijamente la pantalla y ya está listo para el seguimiento ocular.

McKinsey Design- Tobii Pro Glasses 3

Ahora que ya hay una idea más clara sobre el Eye Tracking, entraremos de lleno en lo que nos interesa; para muchas personas es bastante estresante crear un buen currículum y no siempre se encuentran las respuestas, así que aquí van unos tips con la información más relevante que van a leer los reclutadores.

Según una investigación realizada y publicada por Business Insider, los resultados que muestran las zonas de mayor impacto visual y lo que más busca un reclutador es lo siguiente:

Maria Fernanda Garza

  1. ¡No andes con rodeos!
    Debes tener en cuenta que un reclutador tarda aproximadamente 6 segundos en leer un currículum, escaneará de abajo arriba y se detendrá en lo que más le llame la atención, no te compliques y no hables de más, debes ser claro y conciso.

  2. ¡Sé más ordenado!
    Los datos más importantes debes ponerlos en la zona izquierda, puesto que son las zonas de lectura que mayor impacto tienen y reciben toda la atención, escribe del más relevante al menos relevante, todos categorizados con un título en negrilla, por ejemplo:

    – Tu foto: Procura evocar una imagen limpia y empática.
    – Tus logros y experiencias laborales: Comienza colocando tu puesto más actual especificando cargo y empresa.
    – Formación personal y académica: Recuerda colocar en orden descendente tus cursos académicos y utiliza palabras clave que sean relevantes para el puesto al que quieres postularte.

  3. ¡Recuerda que menos es más!
    La mayoría de las personas son más visuales, por eso, alguno que otro diseño puede ser un plus para que te recuerden con mayor facilidad, podrías usar iconos, logotipos, gráficos o colores que te representen pero sin exagerar, porque puede jugarte una mala pasada. Por ejemplo, agregar iconos de tus redes sociales y enlaces que redireccionan a estas, de igual manera, reemplazar el nombre de instituciones o compañías en las que hayas trabajado por sus logotipos.

Esperamos que estos tips sean de ayuda para que logres destacar de los demás al momento de postularte a un trabajo, comparte y comenta si te fueron útiles.



Webgrafía:

Salir de la versión móvil