Conexión CentralRED 2.0: Diversificando el poder de la publicidad
extraído de google images

RED 2.0: Diversificando el poder de la publicidad

Es importante de alguna manera intentar hacer explicito el impacto social de la publicidad, mas aun con el evidente crecimiento de la web 2.0, que bien o mal le ha otorgado no solo una carga simbólica sino también “tangible” a la producción de conocimiento en masa, donde hasta las grandes marcas buscan su posicionamiento y su vasta cercanía al consumidor.

Ahora bien, Puede decirse que la publicidad además de ser un elemento revelador del sistema de los objetos; es precursor y mediador de imaginarios colectivos, y un determinante de los valores del mundo, es también un mecanismo de dominación simbólica, que se  hace efectivo e impactante gracias a la fomentación de nuevos comportamientos y nuevos universos simbólicos que desde los fundamentos de la posmodernidad persuaden, informan, movilizan connotaciones afectivas y sistemas de compra codificados o mutables.

Es entonces la publicidad un factor determinante en la movilización de conciencias, capaz de ejercer poder en los campos culturales y sociales, donde los capitales específicos pierden o adquieren importancia dependiendo la intención del discurso publicitario.

Los resultados más evidentes de la modificación de los universos simbólicos por parte de la publicidad se reflejan en la forma en que la sociedad crea nuevas necesidades a partir del imaginario colectivo donde subsiste el capitalismo y el trascendente cambio del sistema de los objetos cuando de adquisición se trata

Con la llegada de la web 2.0 una herramienta que nació en un principio con fines militares y poco a poco se ha convertido en un medio de comunicación del cual no hay duda alguna que es el que más a logrado posicionarse, trascender y apasionar a miles de personas en el mundo.

Una clase de web que a partir de comunidades virtuales, páginas como Twitter, Facebook, digg, Del.icio.us, Myspace y hasta la muy reconocida Wikipedía ha logrado reconfigurar las formas de lenguaje, los hábitos de consumo y evidentemente el ejercicio publicitario; la web 2.0 ha logrado abrir los espacios de interactividad y socialización mas avanzados de la sociedad hasta nuestro días, no solo por permitir a los usuarios aislarse de los impedimentos del espacio y el tiempo encontrando en la red casi cualquier tipo de información, sino que de alguna manera ha logrado desburocratizar la información convirtiendo al internauta en un “pro-consumidor”, es decir un consumidor que no solo accede a la red en busca de información, sino que se hace partícipe de la creación y producción de información.

La brecha en donde el internauta se limitaba a extraer información ha quedado relegada; esta web ha proporcionado un espacio productivo y democrático del manejo de la información, dispuesta nos solo para unos cuantos sino para todos.

Como no apoderarse y hacerse participe de esta gran eventualidad, la publicidad ha ido relegado  poco a poco los medios convencionales para abalanzarse sobre una web mucho más dinámica que permite acercarse a consumidor y hacer parte de su vida cotidiana; adquiriendo nuevas connotaciones y permitiendo a las marca encumbrar el las escalas de poder.

Tanto la publicidad como las marcas han tenido que centrar su interés en las nuevas formas de socialización, han tenido que intentar comprender y abrir sus perspectivas a un consumidor mucho más libre, más informado y más proactivo. Es un gran reto y a la vez todo un emblema de agilidad, las marcas han tenido recurrir a efectivas estrategias para mantenerse en la mente de los consumidores aun estando en este mar de información que hace más ardua la labor de segmentar y llegar a un público determinado.

La información ya no solo proviene de un editor, sino que se construye a través de un sinfín de blogs y redes sociales que dedican gran parte de sus espacios a analizar, justificar y criticar los diferentes elementos que los rodean.

Ahora bien, si nos referimos a publicidad en la web encontramos que el e-comerce conglomera un sinfín de sitios web que como mercado libre permite al usuario publicitar, dar a conocer, informar y poner a la venta productos y servicios de cualquier tipo aun sin ser un publicista, la web es tan democrática que permite que cualquier usuario paute e intervenga e la construcción simbólica de los productos y servicios.

El objetivo de la publicidad y del publicista va mas allá de proporcionar anuncios estéticos o agradables a la vista, el complejo ejercicio de comprender a mi grupo especifico, saber como, con que y cuando hablarle es una tarea titánica, necesita de un proceso interdisciplinar que legitime el desarrollo de posicionamiento de marca.

Para concluir es importante destacar que la publicidad debe preocuparse por los nuevos fenómenos como el de la “ceguera banner” en donde los mensajes tradicionales y las formas de lenguaje que se manejaban antes de la llegada de la web 2.0 tienen que ser  reestructuradas, la publicidad tiene que estar en la capacidad de adaptarse, modificar y proponer mediante enlaces textuales, signicos y conceptuales una idea especifica de cómo quiere proyectar su marca.

BIBLIOGRAFIA:

1. Dra. Natalia Abuín Vences     Dr. Jorge Clemente Mediavilla

GRUPO DE INVESTIGACIÓN FONTA

Universidad complutense de madrid

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN

DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL Y PUBLICIDAD 1

2. http://www.microsoft.com/business/smb/es-es/internet/web_2.mspx

3. http://www.publicidadweb.es/%C2%BFque-tan-rentable-es-la-web-20/

4. DOCUMENTALES SOBRE LA HISTORIA DE LA INTERNET DE DISCOVERY CHANNEL.

http://www.youtube.com/results?search_query=historia+del+internet+poder+popular&aq=f

Autor: Catherine Torres Rodríguez

Artículo creado para Producción Hipermedial
Carrera de Publicidad
Universidad Central

Comments are closed.