Icono del sitio Concéntrika Medios

“NUESTRO LUGAR EN EL MUNDO”

LA GEOLOCALIZACIÓN COMO HERRAMIENTA DE VALIDACIÓN SOCIAL.

 

La geolocalización es un término relativamente reciente, que viene de una definición tecnocientífica conocida como georreferenciación, que consiste en la localización de un objeto, representado mediante un punto, vector, área o volumen, en un sistema de coordenadas determinado. Sin embargo, desde hace unos años, tras la aparición de herramientas como Google Earth, Google Maps y otras, se ha venido implementando en el ámbito social, para la ubicación de personas, generalmente a través de teléfonos móviles con dispositivos GPS, con incorporación en las redes sociales. A esta nueva aplicación de la herramienta es lo que conoce como geolocalización.

Actualmente la geolocalización es implementada en varios negocios, desde turismo y transporte, comercio de todo tipo, hasta en educación; gracias a herramientas de comunicación, como los dispositivos móviles y a las personas que generan esa comunicación, a través de sus redes sociales.

No hace falta ser sociólogo para saber que las redes sociales en internet se han convertido en un gran fenómeno social que ha revolucionado la forma de comunicarse y de interactuar, en el que las personas más que consumir información, la están creando constantemente, de forma que son sistemas dinámicos, que se reconstruyen permanentemente.

Desde un tiempo aún más reciente, se ha implementado la geolocalización en las redes sociales al tiempo que se emite la información, identificando el lugar exacto desde el cual se hace. Por ejemplo, el sitio exacto desde el cual se publica una foto en Instagram, o se publican 160 caracteres en Twitter, o se actualiza un estado en Facebook. Está información, no sólo está acompañada de la geolocalización del lugar donde se emite, sino que generalmente también va acompañada de un punto de vista, de una emoción frente al lugar referenciado. De forma que la geolocalización se ha convertido en una herramienta que además de facilitar la validación de ciudades, restaurantes, lugares turísticos y sitios en general, también se ha convertido sin duda en una herramienta que valida socialmente al sujeto emisor de la información. Según esto, podríamos decir que hay una relación simbiótica de validación entre las personas y los lugares que visitan, por medio de la geolocalización de éstos en las redes sociales.

Por un lado, los lugares adquieren significado según la construcción social que se hace de ellos y con el desarrollo de los dispositivos móviles y las redes sociales que permiten geolocalizar, las personas y las marcas disponen de la capacidad de desplazarse en el espacio en un tiempo mucho más rápido y eficiente, y desde cada punto pueden generar información que, acompañada de una visión subjetiva, valida dichos lugares. No es sino ver por ejemplo, como cada temporada de vacaciones notamos que un lugar se pone “de moda”, dependiendo de la cantidad de gente hace referencia éste, como lo fue hace un tiempo Montañita en Ecuador, o más recientemente Palomino en la Guajira – Colombia y es que la gente en general confía más en lo que su mismo círculo social pueda opinar sobre un sitio, que en la publicidad de éste, o lo que un tercero que no se conoce, pueda decir del mismo; de hecho, en muchas ocasiones llegamos a enterarnos de la existencia de ciertos lugares, no por que mantengamos el televisor en Discovery Travel & Living, sino porque uno o varios de nuestros contactos en Facebook o Instagram hicieron alguna referencia a él.

Por otro lado, las personas también son validadas mediante los lugares que geolocaliza en redes sociales; podría decirse que ésta es su “recompensa” por la publicidad del lugar. Cada uno de estos lugares define el estilo de vida las personas ante su círculo social y ante el mercado. Probablemente tenga un estilo
de vida diferente una persona que un día cualquiera referencie McDonald’s a la hora del almuerzo, a una que referencie Crepes&Waffles, o La Hamburguesería, por decir algo de la misma categoría de alimentos. Y probablemente también tengan estilos de vida muy diferentes una persona que referencia una ciudad distinta cada año, a una que lo haga cada dos meses, a una que jamás haga referencia a alguna; porque afortunada o desafortunadamente “no emitir información”, también comunica, define y valida.

BIBLIOGRAFÍA
– BELTRAN, Gerson. Geolocalización y Redes Sociales. Primera edición. Bubok. España. 2012
– Definición de Geolocalización (s.f.). Consultado el 28 de Enero, 2015, de http://defimicionabc.com/geografia/geolocalizacion.php
– Geolocalización en las Redes Sociales. Fernando Escudero (s.f.). Consultado 28 de Enero, 2015, de http://redessociales.about.com/od/redessocialesmaspopulares/a/Geolocalizacion-En-Las-Redes-Sociales.htm.

 

Escrito por:

Estudiante: MARCELA ORTIZ MARULANDA

Asignatura: PRODUCCIÓN MULTIMEDIAL

Salir de la versión móvil