Conexión CentralHabemus Semana Santa

Habemus Semana Santa

Si eres como yo que ya esta necesitando un respiro ante el stress de los parciales, entregas, sustentaciones, habrás «rogado» por un respiro y es ahora  con motivo de la celebración de la Semana Santa donde POR FIN podremos descansar un poco; pero no debemos descuidarnos con tanto»relax». Incluso nuestras redes sociales ya que como he hablado en anteriores ocasiones, lo que se publica en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Foursquare ó cualquier otra red social. Queda publicada para siempre. (Asi no lo creas).

Para evitar esos momentos bochornosos en entrevistas laborales por no saber usar una Red Social; Semana Santa es la época ideal para ponerle «orden a  la casa» en materia de Social Media y comenzar un cambio de actitud a nivel personal porque los malos hábitos son contagiosos… sobretodo para las cuentas de las marcas.

Pequeñas cosas pueden hacer grandes diferencias

  • Escribir en mayúsculas en una Red Social: Una de las reglas de etiqueta digital que se supone que todos conocemos es no escribir en mayúsculas porque significa gritar; es la primera regla que más se rompe en Internet, pero afortunadamente tiene una solución muy simple: Ajustar el teclado, ajustar la actitud es cuestión de cada uno.
  • Mantener las proporciones: Así como se le aconseja a la gente no conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, así mismo debería ser en el uso de las Redes Sociales, sabemos que en Semana Santa mucha gente se relaja demasiado, pero eso no quiere decir que debamos cambiar de comportamiento, porque recuerden que lo que se publica en Internet, es imposible de borrar, así que piense antes de hacer algo de lo que se arrepienta.
  • Etiquetas de supermercado: Etiquetar gente (incluso sin permiso) en fotos, videos, enlaces etc, solo para «vender» likes, follows, retweets o repineos. Es molesto para tus contactos, procura organizar mejor tus conceptos y modales digitales, ahorras tiempo y ganas amistades.
  • Actualizaciones de perfil: Ir 20 veces al baño o fotografiar tus comidas no es relevante para mucha gente por eso libérate un poco de la «esclavitud» en la que se ha convertido tus redes sociales por transmitir todos los aspectos de tu vida. Date un espacio y verás que una red social no tiene porque convertirse en una adicción malsana.
  • Dignidad ante todo: Antes que profesionales somos seres humanos, por eso aunque nadie es perfecto debemos saber comportarnos a la hora de agregar contactos, segmentando tus seguidores y sobretodo no irrespetarlos con pedidos de amistad de forma obsesiva en plan «stalker». Si en una red social no te quieren seguir no puedes obligar a nadie como tampoco a ti te gustaría que lo hicieran contigo.

Desde Conexión Central les deseo una excelente Semana Santa.

Fuentes:

Por:

Giovanni Hernandez

Departamento de Publicidad
Carrera de Publicidad
Universidad Central