Icono del sitio Concéntrika Medios

E – Book VS Libro: La Lucha por la Supervivencia

Si prefieres escuchar el contenido del artículo pulsa el audio

“¡Esto en algún momento iba a pasar! Ya me creía yo el rey de la literatura, el objeto perfecto para plasmar las letras, ese compañero fiel sin importar lugar, hora y momento… que tonto fui al pensar que sería inmortal, que para mí no llegaría jamás una competencia, que ningún otro objeto en el mundo iba a superar mi talento… yo, que al comprarme tengo un olor a no sé qué, que inspira abrir mis hojas de par en par, tomar un té mientras me leen, yo que sin importar mi tamaño me llevarían consigo de un lugar a otro o que mis hojas jamás se deteriorarían… pero llegó el día, el año, la era que acabaría con mi reinado… llegó el e-book”.

 Si los libros pensaran, tal vez pensarían eso…

Vamos a meternos un poco en contexto, el e-book o libro electrónico llegó hace mucho tiempo, remontémonos al año 1971 cuando Michael Hart, escritor estadounidense, comenzó su Proyecto Gutenberg, una idea de crear una biblioteca digital completamente gratis. Pero no sería hasta 1993 cuando Digital Book, un programa de libros digitales, publica el PRIMER libro digital: Del asesinato, considerado como una de las bellas artes, de Thomas de Quincey; además, lanza a la venta los primeros 50 libros digitales en disquete en Colombia en Formato Digital Book (DBF).

En 1995 Amazon, que se da cuenta de la oportunidad que está naciendo, comienza a vender libros por internet, pero es en 1996, el año de mi generación, cuando el Proyecto Gutenberg alcanza los MIL LIBROS DIGITALIZADOS, increíble, aunque la meta para ese momento era un millón. Pasaron 4 años, llega el 2000, aquí la historia se detiene, señoras y señores, la novela Riding the bullet o Montando la bala en español, del tan amado rey del terror, el escritor Stephen King, hizo que la popularidad de los libros electrónicos creciera en un 100%. La novela vendió medio millón de ejemplares en DOS DÍAS, costaba 2,5 dólares. ¿AH? Fue ahí, en ese preciso momento en el que las editoriales y escritores hicieron un alto para entender que era lo que estaba pasando y vieron que un nuevo mundo se estaba abriendo ante sus ojos.

Nacen los e-readers, la llegada del iPad en 2010 fue tendencia dentro de la comunidad lectora. La historia de los libros electrónicos realmente es corta, 46 años hasta el día de hoy, pero a medida que va avanzando, las editoriales deben ponerse al tanto de las tendencias y los nuevos nacimientos digitales. Hoy en día, los e-readers tales como el Kindle de Amazon o de Sony, el propio iPhone; o tal vez también los softwares para leer los libros electrónicos como Adobe Reader, Adobe Acrobat e-book reader, Glassbook, por mencionar algunos, son los que están haciendo que leer libros digitales sea más sencillo, amable y práctico.

Aquí podemos hablar de las industrias que rodean a esta tendencia. Las editoriales, por ejemplo, ofrecen gran variedad de e-books al público, principalmente por su página web; además cabe aclarar que el libro electrónico hoy en día no es sólo la versión en digital de algún libro impreso… son libros que fueron pensados y creados para ser electrónicos. Por otro lado, están los escritores, cuando piensan en escribir un libro, algunos consideran desde el inicio la versión electrónica, aunque exista el impreso. Pero es la conciencia que ahora tienen de producir e-books.

A nivel mundial ya está posicionada esta nueva tendencia de leer electrónicamente. En Estados Unidos miles de librerías convencionales ya tienen una sección en la que venden e-books, igual que en Europa. En España existen librerías tradicionales que tienen una sección específica o una página web dedicada a la venta exclusiva de libros electrónicos. Algunos ejemplos como casadellibro.com o kobo.com.

En Colombia, las cosas no se quedan atrás. La Librería Nacional, por ejemplo, en su página web ya tiene una sección llamada Ebook, en la cual tiene libros de más de 15 géneros literarios.

¿Se acuerdan de lo que pensaría un libro de esto? …. ¿Qué estará pensando el e-book?

“Exacto, esto en algún momento iba a pasar, yo iba a llegar y revolucionaría el mundo de la literatura, yo que soy práctico, sencillo de llevar, no peso nada, si no hay luz no hay problema, en cualquier dispositivo puedo ser leído, soy amigable con el ambiente… soy más económico, no tengo ediciones agotadas, soy mucho más fácil de encontrar… PERO sí, es verdad, si se descarga la batería y si no hay enchufe, peor, si no hay conexión a internet no me pueden descargar … ummm, no tengo olor, ni me pueden tocar, vaya vaya…. ¿Será que aún no soy el rey?”

Tal vez eso pensaría un e-book… porque sí, es verdad, el ritual que hay detrás de comprar un libro impreso, ir a una librería y buscar por todas las estanterías es un placer que no existirá con esto, sentir las páginas y el olor de recién comprado…. Pero entonces, ¿QUIÉN VA A SOBREVIVIR A ESTE CAMBIO? Yo pensaba que el e-book estaba ganando la pelea… pero…tal vez no.

Bueno, realmente pienso que el libro electrónico no hará desaparecer al libro impreso, por lo menos no por ahora, siento que esta tecnología aún está muy joven, por otra parte, es importante ser conscientes de la importancia de la cultura del libro impreso y cómo ha perdurado en el tiempo.

Siento que para los Baby Boomers y la Generación X, no está concebida aún la idea de poder desplazar la lectura al medio digital, para ellos puede que no sea bien recibido y les genere desconfianza ya que el e-book ofrece características o herramientas de lectura MUY novedosas, aquí la lucha la gana el libro impreso. En cambio, para los Millennials es muchísimo más fácil abrir su mente e introducir una nueva forma de lectura; pero a su vez siento que estamos en la mitad, somos la carne de esa hamburguesa, tenemos la cultura del libro, pero al mismo tiempo leemos e-books sin ningún resentimiento hacia el contrario, aquí sería un empate. Y definitivamente, los Centennials son verdaderos nativos digitales, ¿Qué les puedo decir? Son autodidactas totalmente, nada de la tecnología les es ajeno, punto para el e-book.

No puedo decir que mi abuelito jamás va a conocer un libro digital o que mi primita de 5 años no conocerá el libro. Lo que sí puedo asegurar, es que es una tendencia que va a ir creciendo, la tecnología digital seguirá avanzando y con ella los libros electrónicos… en definitiva, la lucha por la supervivencia permanece, pero mientras tanto hay grandes oportunidades de negocio aquí. Amazon acaba de lanzar el Kindle Paperwhite, peso de 200 gr y cabe en el bolsillo de una chaqueta, control táctil, de 6 pulgadas. Resolución de 300 ppp, tiene una retroiluminación. Esto es un avance increíble para la historia. Pienso que no solo Amazon o Sony venderán este tipo de aparatos. Librerías como tal tendrán más ofertas, tanto de e-books como de e-readers.

Salir de la versión móvil