Censurado: la doble moral

Las campañas de bien público cumplen un papel muy importante en la difusión y creación de conciencia con respecto a hechos que afectan cada día a nuestra sociedad, hechos que pasan desapercibidos o que simplemente no nos afectan directamente y por ello se vuelven ajenos. Sin embargo la labor social de entidades, organizaciones y empresas es hacer saber que esto está ocurriendo y aunque no sea muy agradable es parte de nuestra realidad.

En dichas campañas se utiliza un tono fuerte, con el fin de crear un impacto mayor que conlleve a una acción positiva del receptor del mensaje, tono que en ocasiones puede ser ofensivo para ciertas personas, actitud que en ocasiones obligan a la censura sin importar el objetivo real del mensaje el cual se puede ver tergiversado por la utilización de elementos contundentes que apoyan la idea principal, elementos que pueden crear controversia. Este fue el caso de la campaña del canal musical MTV, que hacia una fuerte crítica acerca de la falta de conciencia y apoyo a personas en circunstancias precarias (enfermos de VIH, habitantes de la calle, desnutridos) comparando la cifra de muertes de dichas personas con la cifra de muertes en el atentado ocurrido el 11 de septiembre de 2001 en el World Trade Center en la ciudad de Nueva York:

En el texto que está al lado de las torres dice: “2863 muertes”

En el cartel que sostiene el hombre dice: “VIH positivo, por favor ayuda”

Al lado derecho del hombre: “40 millones de infectados en el mundo, el mundo unido contra el terrorismo, deberían hacer lo mismo contra el SIDA”

FUERTE + IMPACTANTE + “INSENSIBLE” = CENSURABLE

Más que entender cuál hecho es más importante, es comprender la trascendencia del mensaje, el contexto social en que se desarrolla y la doble moral de las personas que influenciadas por lo anterior responden negativamente a este tipo de campañas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis ultricies nec