Icono del sitio Concéntrika Medios

VOLVER DE LA GUERRA

Escrito por: Ana Maria Lozano Mora

Duvan Ernesto Barato Pachón, es un desmovilizado del grupo armado Autodefensas Unidas de Colombia. Su zona de combate se daba en los departamentos del Vichada, Arauca y Casanare, especialmente en los municipios de Puerto Carreño y Arauquita, donde ejercía labores en la guardia civil, lo más cercano a la policía dada la ausencia de fuerza pública.

Es un hombre tímido, menciona lo mucho que le cuesta hablar de la vida que vivía su familia mientras él se fue. Para él fueron 4 años pero siente que en su casa pasaron 100 y le costó asumir las consecuencias de enlistarse.

Decido empezar a preguntarle lo más difícil por petición de él para que a medida que avancemos pueda soltarse un poco más.

¿Cómo te vas de tu casa y cómo se entera tu familia? ¿Saben por qué te vas?

EB(Ernesto Barato): Estuve meses averiguando a donde ir, era una época muy dura donde los voluntarios se reciben rápido y sin mucho trámite pero tenía muchas opciones así que pensé en ir a un lugar que fuera un poco conocido. 

Mi familia es del llano así que tenía algo de cercanía con ese espacio, lo más “cerca” de mi casa que iba a estar en años. Nunca dije porque me iba, solo le dije a mi esposa que era un traslado a una zona difícil y que no sabía que podía pasar. Mi familia se entera que pertenecí a las AUC hasta uno o dos años después de desmovilizarme.

¿Cuál fue su primera reacción cuando mencionas a ese grupo armado?

EB: Incredulidad, para ellos fue muy difícil asumir que yo hiciera parte de eso. Me decían siempre que eso no era lo que me habían enseñado en casa, que qué había pasado con el respeto a los demás, con mi actitud de servicio a los demás. Mi mamá me dijo que la violencia solo llamaba más violencia.

De la reacción de tu familia ¿ Qué fue o es lo más difícil aún hoy?

EB: Afortunadamente hoy es otra historia pero que entendieran al Duvan del 2002 era la tarea más difícil, que se pusieran en mis zapatos y que no pensaran que solo era ir a dar bala en un monte. 

Soldado

Yo no me fui con esas ideas, ya estando allá es que me doy cuenta que me equivoque pero no era la idea inicial. (Visiblemente conmovido y con los ojos llorosos) … Ya me perdonaron porque yo ya me perdone.

Tocar el tema con su familia le hace volver a sentir el dolor y el rechazo, sentimientos que también en su regreso a Bogotá se despertaron al tocar las puertas de la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN) donde menciona vivir una guerra incluso tan dura como la del monte.

¿Cómo fue llegar a Bogotá?

 EB: Llegar a Bogotá fue muy difícil porque me escapé del grupo y estuve encerrado en una casa en Villavicencio por más de seis meses, ellos me estaban buscando. Escaparse era la peor ofensa para ellos, cualquiera que se atreviera y lo cogieran, lo fusilaban. Tenía mucho miedo.

¿Cuál fue la guerra que viviste en Bogotá?

EB: Luego de años entre selva y pueblos pequeños fue como ser extranjero, todavía tenía miedo de que me mataran y no tenía protección de nadie. Caminaba con desconfianza, mirando a todos lados y siempre cubierto para pasar desapercibido. Fueron seis meses para que ARN oficializara mi ingreso al programa de reincorporación.


¿Cuál fue el papel de este programa en tu vida?

EB: Fue todo para mi, se volvió mi hogar. Puedo decir que fue mi renacer y por eso mi fundación tiene este nombre, yo no hubiera podido solo con tantas cargas y creer en mi sueño de estudiar, no hubiera sido posible. Ellos me dieron la oportunidad de estudiar y de servir de una forma realmente valiosa sin armas de por medio.

 

¿Quién es hoy Duvan Ernesto?

EB: Un hombre común, sencillamente eso. Un hombre al que le dieron una segunda oportunidad que quiere enseñarle a otros, no solo actores de guerra, sino muchas personas que lo necesitan, a creer que son personas valiosas, que sus historias son solo una parte de ellos y que la vida siempre puede cambiar para bien.

Creer, tener fe y volver a empezar. Son los estandartes de Duvan Ernesto y el enseñarle a otros a través de su fundación es su objetivo principal ahora. Atrás quedaron sus años entre guerras y armas ajenas para poder construir su propio legado.

Salir de la versión móvil