ACN Agencia Central de Noticias¿TODOS LOS PERRITOS SON BUENOS?
Entrenamiento

¿TODOS LOS PERRITOS SON BUENOS?

Escrito por María Camila Pulgarín Pardo

Valeria Ayvar es una educadora canina peruana, su experiencia comenzó con un dogo argentino propio que rescato del maltrato animal en Lima, a partir de esa tenencia y responsabilidad con su mascota se especializó en corrección de conductas a través de estímulos positivos y el entendimiento de las emociones del perro.

Entrenamiento
Entrenamiento
Entrenamiento

En pro de compartir su conocimiento, hacerle la vida más fácil tanto a humanos como a perros y luchar en contra de la estigmatización de razas peligrosas. Ha levantado su voz con su presencia y la de sus perros (Max, Atenea y Ulises) en redes sociales como Tik Tok e Instagram, teniendo más de 120.000 seguidores en cada una de ellas. 

Hoy conversamos alrededor de su experiencia y conocimiento para resolver la pregunta general ¿Todos los perritos son buenos?

CP: Vale ¿Hay algunas razas que tienden a ser más agresivas que otras o esto depende de la enseñanza o crianza? 

VA: Depende de muchas cosas pues la agresividad no es característica de una raza en específico, sino que se da primordialmente por una respuesta emocional. Esa emoción a la que responde un perro agresivo generalmente es el miedo.


CP: ¿Es decir no está ligado al ADN?

VA: Dicen algunos estudios que hay un gen ligado a la agresividad pero determinar que un perro o una raza es agresiva solo por la presencia de ese gen sería erróneo, puesto que ese es solo un factor en muchos otros que pueden interferir, entre ellos la crianza, el entorno, las asociaciones negativas que tenga o incluso sus dolencias.
Generalmente razas como los pitbulls son perros que comparten el detonante de su agresividad, pues en la mayoría de los casos son perros que detrás tienen a un humano que los utiliza para peleas y apuestas y los expone a una carga de miedo de magnitudes gigantescas.


CP: Cuéntame un poco ¿Cuál fue el momento en el que entendiste que debías estudiar gestión del comportamiento canino, algo pasó que te hizo tomar la decisión o solo ya venías con la idea de tiempo atrás?

VA: Cuando recién empezaba la universidad quise tener un Dogo Argentino, cuando se lo mencioné a mi papá inmediatamente me dijo ¡Ni hablar! esos perros son asesinos van a matar a tu hermana entre otras. Yo le dije que no era así, que no tenía nada que ver con la raza, que yo había leído bastante al respecto, a partir de ahí quise ayudar a entender esto a todos.

 

CP: ¿Por qué es importante que la corrección se haga con estímulos positivos?

VA: Generalmente los métodos se basan en que el perro tenga tanto miedo a su dueño que simplemente le haga caso, ese miedo se vende como respeto, pero en realidad eso es una terrible experiencia para el perro pues no disfruta de su relación con su humano y tiene profundos traumas al hacer cosas que por instinto no haría un perro.

Los estímulos positivos permiten que l cambie en su cerebro las asociaciones negativas de manera tranquila y duradera, sin mencionar que este trabajo también cambia al dueño, lo hace ser más consciente de sí mismo y cómo gestiona sus energías, su emociones o incluso conductas involuntarias que no sabía que tenía.

CP: ¿Por qué es importante tener una relación con tu perro en donde tu seas feliz pero tu perro/a también?
VA: Es muy importante entender que la felicidad de tu perro no necesariamente es lo que tu crees que es, te doy un ejemplo: Si tienes un perro al que le gustan mucho los juguetes y tu le llenas las casa de juguetes todo el tiempo, vas a tener un perro sobre estimulado en lugar de un perro feliz ya que él no va a entender que la casa es un entorno de calma.

Para que esto no ocurra siempre es muy importante tener toda la información que se pueda y que esa información esté basada en ciencia, que te permita entender lo que el perro quiere y cómo él también se va a sentir bien. Pues al final ambos son seres vivos de diferentes especies que conviven y tienen que adaptarse el uno al otro.
Antes de comprar o adoptar un perro piensa en que son 10 o 15 años de compromiso, tenencia responsable e inversión económica, por último nunca creas que una conducta se va a cambiar con un capítulo de adiestrador en TV, es un trabajo que lleva tiempo y depende del perro y su relación con su dueño.

Hoy en día Valeria Ayvar junto con su socia Leslie Stark dictan asesorías a distancia dependiendo donde esté el perro y presenciales si es que coinciden en la misma ciudad, tienen un emprendimiento de accesorios para el perro y sus paseo. Y adicionalmente son ejemplo diario en sus redes sociales, enseñan con su dia a dia como positivizar esa relación humano – perro con el ejemplo de sus vidas cotidianas.

Más contenido como este