“Solo… gritaba… y gritaba…”: crónica de un aborto espontáneo