ACN Agencia Central de NoticiasPor una mejor calidad de vida.
Ana en Barcelona

Por una mejor calidad de vida.

Por: Vanessa Aguirre  (Vanessa___22)


Los días se vuelven lentos, tristes y melancólicos cuando inicia la pandemia, que mientras pasa el tiempo las oportunidades de trabajo y futuro en Colombia se agotan, que la única decisión es salir a otro país a buscar esas oportunidades para alcanzar el éxito.

Este es el caso de Ana Sabogal, de 21 años, Colombiana, estudiante de Comunicación Social. Una chica sociable, carismática, risueña, amable y sobre todo muy inteligente.

Después de 1 año en pandemia y estudiando virtual, comienza a ver el panorama preocupante y sin futuro, pues a ella siempre le ha preocupado por salir adelante para así darle una mejor vida a sus padres. 

Un día como cualquiera, le entra una llamada de su prima que vivía en el extranjero, ella contesta y luego de unas largas horas de buena charla, la deja pensando en algo. 

Ella comienza a investigar más del tema, el cual era irse del país a estudiar la misma carrera pero con muchas más oportunidades de vida. Así es como ella toma la decisión junto con su hermano en irse a vivir a Barcelona, dejando a sus padres y a su perrita Canela.

Ana deja de estudiar en la Universidad Central, ya que había sido aceptada en la Universidad Autónoma de Barcelona y debía empezar a trabajar para poder cubrir sus gastos en los primeros meses que se fuera a vivir a este país.

Luego de 6 meses, es donde inicia la nueva vida de Ana, después de despedidas y llantos junto con   sus padres, mascota y amigos, decide tomar su avión que la llevaría a un cambio no muy bueno para su salud mental.

Al llegar allá, como todo extranjero, es lo mejor. Conocer un nuevo país, nuevas culturas, una mejor vida, entre otras cosas. Ana entra a estudiar desde cero la misma carrera de Comunicación, la universidad es hermosa, como en las películas de ensueño.

Pero como nada puede ser perfecto, Ana empieza a tener problemas, ya que las personas eran muy poco sociales, aislados, cada uno en su cuento y con cero afectividad, cosa muy contraria de lo que es ella, comienza a sentir frustración por no encajar y comienza a extrañar su vida en Colombia.

Pues en su país natal, son de demostrar mucho afecto, alegría y emoción cosa que en Europa no lo es. Junto con eso, el Catalan no era uno de sus mejores amigos, hasta ahora estaba aprendiendo y la gente era un poco grosera y la apartaban o hablaban en catalan dejándola a un lado, porque sabían que no entendía.

Así pasaron los días, que se convirtieron en meses, pero lo que la reconfortaba era que a su lado tenía a su hermano y a sus primas. Sin embargo, comenzó a extrañar mucho a sus papás, a su perrita y a sus amigos, pero ellos siempre le daban la fuerza y el apoyo para seguir adelante.

La mayoría del tiempo se siente sola, desesperada, triste y con ganas de rendirse, hay días donde simplemente no soporta eso y llora en las noches, para ella aun luego de ocho meses se le sigue dificultando adaptarse.

Dice que no tiene amigos, solo compañeros o conocidos que solo la invitan a fiestas y que hasta en eso es distinto, no es lo mismo como a los lugares que ella solía ir, la manera en que bailan, hablan, toman, todo es muy distinto y claramente todo eso a ella le afecta, porque todo la hace extrañar lo feliz que era en su país natal.

Se fue por un sueño, por una mejor calidad de vida, pero el entorno social, la cultural, la universidad y la economía, le han afectado mucho, pero a pesar de todo ella sigue luchando y tratando de no rendirse aunque a veces le cueste.

Hay momentos donde quiere devolverse y dejar tirado todo, pero no puede porque son muy caros los boletos y como todo en general, esto hace que ella se sienta más angustiada y triste. Estar tan lejos de su familia y no poder hacer nada, solo seguir minimizando sus sentimientos, porque hay cosas más importantes.

Aunque ella sabe que está mal, no tiene otra opción, no tiene otra alternativa si no callar y seguir adelante, pero ya entiende el Catalan, sus notas han mejorado y trata de llevar una vida más amena, pues creó un emprendimiento de cuidado de la piel, por el momento le ha salido muy bien y le ha permitido conocer más gente.