<strong>Paola: superación y lucha</strong>
Paola: superación y lucha

Paola: superación y lucha

Por: Tatiana Herrera 

Adquirir una discapacidad, cuando naces sin ella, es algo difícil de sobrellevar cuando se tiene una vida relativamente normal.

 

En el momento en que se cumple cierta edad (adolescencia) donde se es vulnerable a muchas cosas, inician las etapas de rebeldía, de querer probar cosas nuevas, pero en muchos casos estas cosas nuevas no son fáciles de controlar y pueden llegar a destruir una parte de tu vida.



Gracias a este altercado, Paola, una joven de 27 años, logró cambiar su vida y su forma de pensar, pues era importante adquirir este tipo de discapacidad para poder salir de sus malos pasos.

 

¿Cómo inició su relación con el deporte? 

Mi madre al verme tan deprimida busco ayuda profesional, un psicólogo me ayudó a conocer este tipo de competencias paranacionales, ya que no tenía idea de este tipo de deportes, esto me ayudó a enfrentar mi nueva realidad y a tener un nuevo inicio.



¿Cómo fue su proceso de adaptación a la silla de ruedas y practicar un deporte con ella?

Fue algo muy complicado, pasar de tener tus piernas funcionando todo el tiempo a tener una actividad nula, es difícil, antes practicaba deportes con mi papá, todos los domingos salía con mi papá a jugar básquetbol, cuando inicie mi proceso con la silla siempre quería levantarme, pues estaba acostumbrada a caminar.

 

Claro está que mis piernas no iban a funcionar, era desesperante que estas no respondieran, después de un tiempo me fui adaptando poco a poco con esfuerzo y terapias de ayuda, mis manos cambiaron un poco, ahora tienen cayos por manejar la silla y mi peso gracias a mi inmovilidad ha aumentado considerablemente.

 

¿Cuánto tiempo lleva en este proceso de aprendizaje en el deporte?

Llevo 5 años entrenando, actualmente represento a la liga femenina de Bogotá.

 

¿Cree que las competencias le han ayudado a superar etapas antiguas de su vida?.

Desde que comencé en los entrenamientos mi objetivo era llegar más allá, al ver que podía participar en competencias, ganar medallas y conocer diferentes sitios en el país. Me alentó a esforzarme más, claro, quería conocer nuevos lugares, que nunca había tenido la oportunidad de ver cuando era un poco más joven y gracias al IDRD pude hacerlo.

 

¿Hacer sus antiguas actividades en su vida cotidiana se le ha dificultado?

Bueno al principio me la pasaba en cama, no quería salir, pero un día me levanté a por lo menos hacer oficio en mi casa, barrer se me hacía complicado porque no era fácil moverme, intente con muchas cosas que realizaba antes aunque no me salían del todo bien. 

Un día trate de cocinar porque eso sí me salía bien cuando tenía la movilidad de mis piernas, pero la estufa era muy alta, me las arregle para poder cocinar, baje una olla de la estufa y la