ACN Agencia Central de Noticias¿Néstor Lorenzo tendrá la valentía de renunciar a los jugadores que nos eliminaron del mundial de Qatar 2022?

¿Néstor Lorenzo tendrá la valentía de renunciar a los jugadores que nos eliminaron del mundial de Qatar 2022?

A pocos días de que la Selección Colombia masculina de mayores enfrente a Guatemala y México en partidos amistosos, en septiembre se espera el tan anhelado debut del técnico Néstor Lorenzo.

Por: Brihan Angulo Herrera (@brihan_anhe – banguloh@ucentral.edu.co)

Tras no clasificación al mundial y con el poco tiempo que tiene el entrenador para el comienzo de las fechas eliminatorias que se jugarán en marzo del 2023, para la próxima copa del mundo 2026 en Estados Unidos, Canadá y México. Se espera la renovación, en su mayoría, de jugadores que no juegan y/o no tienen los suficientes minutos de ritmo en sus equipos actuales; con edades que no alcanzan a llegar al próximo campeonato y solo viven de un nombre consagrado en el pasado.

Esto no quiere decir que solo se deba convocar jugadores jóvenes porque si no los estarían mandando al matadero. Se debe ir haciendo una transición en la que se convoque jugadores con una extensa trayectoria, pero que lo merezcan, jugadores con un buen momento futbolístico, que sea uno más en el equipo.

Ya es hora, tanto para los periodistas como hinchas de la tricolor dejar de idolatrar jugadores que están en decadencia, como el caso James Rodríguez que no juega hace más de 6 meses, jugadores que se lesionan constantemente: Yerry Mina o Falcao; jugadores en una sola pierna o que no estén al 100%, razón por la cual el anterior cuerpo técnico de Reinaldo Rueda cayó ante la presión y convocó a jugadores que nunca merecieron ser llamados.

Foto tomada de «El Universal»

Refiriéndome a Falcao con total gratitud por todo lo hecho en la Selección. A sus 36 años, sigue siendo un ejemplo no solo en Colombia sino en el mundo entero. Sergio Camello, de 21 años, jugador de Rayo Vallecano dijo “Ver jugar a Falcao es un máster de delantero centro”.

Si bien ‘El Tigre’ por su edad y constantes lesiones no puede aportar a la Selección por su nivel actual, debería ser convocado para ser el referente y líder que guie a esta nueva camada, eso sin mencionar lo que representa y el cariño que se le tiene.

Carlos Antonio Vélez, en su programa matutino (Palabras Mayores), sugirió que cuando se retire Falcao debería ser el entrenador de delanteros de Colombia, en la que estoy totalmente de acuerdo, además de ser el goleador histórico con 35 goles en 90 partidos, jugadores como Zapata, Borja, Borré, Muriel y Roger, no han podido solucionar la falta de gol.

Foto tomada de «Radio Nacional de Colombia»

Es el momento para jugadores como Luis Díaz, Luis Sinisterra, Santos Borré, Óscar Estupiñán, Luis Suárez y Yaser Asprilla que la están rompiendo en Europa: Mientras que en el continente americano, tenemos jugadores en excelentes condiciones como el Chicho Arango, Jhon Arias, Diego Valoyes, y en nuestro campeonato local Daniel Ruiz, Andrés Llinás, el Tinito Gómez, Montero, Kevin Mier, Sebastián Gómez, Didier Moreno, entre otros que son llamados a liderar el futuro proceso.

También hay que tener en cuenta que la Selección Colombia es un ejemplo no solo para el futbolista, sino para muchas personas en especial para las nuevas generaciones, por ello no se puede convocar jugadores que están siendo investigados y/o tienen demandas por violencia de género y más en pleno siglo XXI que constantemente existe una lucha justa y necesaria.

Al técnico se le piden dos cosas: la valentía desde ya de hacer un cambio sin importar que jueguen en Europa, el nombre o la edad y que exista una meritocracia al momento de la escogencia de los mismos, que solo se convoquen jugadores que estén en un excelente nivel, que sean importantes en sus equipos y sin ninguna lesión. ¿No les parece?

Written by:

La Agencia Central de Noticias de la Universidad Central es un proyecto que integra la teoría y la práctica en el ámbito del periodismo. Es un espacio de experimentación y proyección social de la comunicación, que se gestó en el programa de Comunicación Social y Periodismo en el año 2000.