<strong>Los colores iluminaron las noches capitalinas</strong>

Los colores iluminaron las noches capitalinas

POR: ANDRÉS FERNANDO SUÁREZ FERNÁNDEZ

COLDPLAY EN COLOMBIA

Bogotá, llamada por muchos “la ciudad de los sueños” dio a miles de personas la alegría de poder vivir un show de otro planeta y, nos contagió por dos días lo que significa o representa la banda Coldplay aquí en nuestra ciudad.

 

Iniciando el mes de mayo la cuenta oficial de Twitter de @musictrendscol, realizó un trino dónde anunciaba la realización de un concierto que muchos llevaban esperando desde hace seis años. Coldplay regresaba a Colombia tras su último concierto, realizado el miércoles 13 de abril del 2016 en Bogotá. 

 

La euforia y emoción de las personas seguidoras de esta agrupación inglesa no dio espera, reventando las redes con millones de trinos con el #ColdplayEnColombia, generó felicidad absoluta.

 

 Lejos de imaginar lo que esto abarcaría para la ciudad y la demanda tan grande que este concierto traería, hubo una decepción y enojo nuevamente en las redes; debido al agotamiento veloz de las boletas en tan solo cinco horas para el público general el 26 de mayo.

En Twitter no cabía un trino más de millones de seguidores que mostraron  su inconformismo tras quedarse por fuera de este anhelado concierto.

 

Cuando todo parecía acabado y la resignación se apoderó de amigos, conocidos y personas sin conocer, se hacían sentir al no poder asistir al evento que se realizaría con única fecha el sábado 17 de septiembre del presente año; una luz apareció y lo cambió todo.

 

¡COLDPLAY ANUNCIABA UNA SEGUNDA FECHA EN BOGOTÁ!

El público colombiano se hizo sentir en redes y esto no dio espera para que la banda británica y sus organizadores anunciaran una segunda fecha en la capital del país en su gira mundial “Music Of The Spheres”.

La alegría de las personas no cabía en su pecho, nuevamente sus seguidores revivieron el sueño de poder ver en vivo a una banda que se caracteriza por su gran responsabilidad social con el mundo y sus millones de fanáticos.

Una vez salió la venta de boletería el 27 de mayo, solo tuvieron que pasar cuatro horas para que nuevamente esta se agotara y demostrará la gran pasión que Coldplay despierta en el territorio colombiano.

El gran fin de semana llegó y Coldplay ya estaba en Bogotá para dar uno de los shows más increíbles que he visto en mi vida. Desconociendo esta banda y siendo presente de lo que vivió el estadio el Campín y la ciudad, se quedan cortas las palabras para poder describir todo en una sola. 

¡MAGNÍFICO! Sería la expresión más cercana a lo que miles de seguidores lograron sentir tras la presentación de la banda, encabezada por su vocalista Chris Martín, los corazones de miles de personas reventaron una vez más de emoción.

 

El grupo británico es 100% ambientalista, durante sus conciertos arrojaron papeles en forma de cuadros y colores que son biodegradables, de igual manera, las pulseras que alumbran durante sus canciones fueron hechas con productos reciclados y se recargan con energía auto sostenible.

Los juegos artificiales tienen un impacto mucho menor en los animales y el bienestar de sus espectadores es el gran compromiso de ellos en su show. En el ingreso daban botellas de agua gratis y había personas que durante todo el show se encargaban de recogerlas, haciendo labor de reciclaje, pilar fundamental de esta banda.

El viernes, se vivió algo que ni siquiera el fútbol, acción principal del estadio ha realizado. Los colores iluminaron las noches capitalinas, jamás había visto el Campín como lo vi esa noche. 

ASISTENTES A COLDPLAY

Filas sin terminar, vendedores de todo tipo de accesorios y comidas, transporte público y particular sin capacidad de poder cubrir la demanda de miles de personas que venían de todas partes del país junto con el resto del mundo. 

La reactivación económica del país y en especial de las personas independientes que viven del día a día, no cabían de la dicha al presenciar tantas personas en el sector del barrio Galerías. Todos coincidimos en que es algo jamás habíamos vivido.

Cientos de ventas, extranjeros conociendo el país y cumpliendo sueños, todo tipo de maquillajes y accesorios que generan ese sentido de pertenencia cuando las cosas se hacen bien. 

Coldplay al escenario y las lágrimas de felicidad inundaron la gramilla del estadio, Laura Clavijo una de las asistentes dijo “Yo no puedo creer lo que acabo de vivir, me hicieron sentir fuera de este mundo, mi realidad fue otra al escuchar tocar a Coldplay en vivo”.

 

ENAMORADOS EN COLDPLAY

El sábado a una sola voz, gritos de júbilo, barra a un señor de logística, propuestas de matrimonio, abrazos con desconocidos, generación de energía tras saltos de alegría, ejercicio mientras se ve a tus ídolos musicales.

Iluminación de un solo color y el fervor de miles de personas que por fin vivieron el que por hoy catalogan como el “mejor show del mundo”, así nos lo narraron Daniela Hernández y Cristian Molina, quienes hicieron parte del público, el plan perfecto para los enamorados.

Muchos dirán que puede ser una exageración, pero la realidad es que ver todo lo que canciones como “Yellow” o “A Sky Full Of Stars” generaron al público, pueden ser el verdadero sentido de vivir de cualquier cantante o banda musical.

La oportunidad de hablar con personas provenientes de varias partes del mundo no dio espera y franceses, mexicanos, ecuatorianos, estadounidenses, peruanos, entre otros, fueron unos de los tantos que manifestaron el porqué Colombia fue el mejor destino para poder ver a Coldplay. 

Inicialmente por su gran destino para vacaciones por su gastronomía, clima, playas, culturas, fiestas y el ingrediente especial, la banda británica, fueron las razones principales para matar dos pájaros de un solo tiro.

Económicamente también fue un gran factor que impulsó a cientos de extranjeros a venir a disfrutar del show en territorio colombiano. 

Hubo dos momentos mágicos que fueron los más destacados. El primero, una fundación de niños en condición de discapacidad auditiva, fueron invitados por la banda y en una de sus canciones, la agrupación y especialmente su vocalista interpretaron ellos mismos la canción con el lenguaje de señas, esto sin duda marcó un antes y un después del concierto.

Lágrimas por donde se mirará y la inclusión que tanto hace falta en el mundo dijo presente en el Campín. Segundo, haciendo aún lado la tecnología y queriendo solo el latir de miles, el vocalista Chris Martín, pide a su público que no grabe, que guarden sus celulares y disfruten de la canción que seguía. Impecable presentación y una conexión increíble de la banda con sus seguidores

 

Sin duda Coldplay quedó marcado para la historia este fin de semana en Bogotá, no solo sus asistentes, sino también cientos de personas que tuvieron la fortuna de generar ingresos adicionales tras las presentaciones de la banda británica, una vez más la capital demuestra porque es la ciudad de todos.