ACN Agencia Central de NoticiasLa vida laboral y la alimentación

La vida laboral y la alimentación

GUARDIA dE SEGURIDAD DE LA UC G

ESCRITO POR: LINA CASTRO

La alimentación y el ejercicio laboral están estrechamente relacionados, pues la energía que necesitamos para desempeñar distintas tareas depende de la cantidad y calidad de nutrientes que ingiere nuestro cuerpo, no obstante, el tiempo que le dedicamos a su digestión también es fundamental para su correcto metabolismo.

El estrés del trabajo, los pendientes, los recibos por pagar, las reuniones, estar de un lado a otro y demás, requieren un esfuerzo físico y mental que necesita un determinado consumo de proteínas, vegetales y carbohidratos.

 

Sin embargo, no se puede estandarizar una dieta universal para todos los trabajadores, pues cada labor tiene funciones distintas; algunos tendrán que desplazarse en su rutina diaria, otros tal vez solo necesiten una buena silla y un escritorio, pero el aspecto importante, es qué comemos, cuánto necesitamos comer y cuánto tiempo le dedicamos a comerlo.

En el caso de Kelly Velosa, guardia de seguridad de la Universidad Central, tiene una rutina que le exige vigilar y estar pendiente de todos los movimientos durante la jornada universitaria, por lo tanto, son largas horas de pie, caminando de un lado a otro y expuesta al frío que traen los cerros de la ciudad.

Su turno por lo general es de ocho horas, de 6am a 2pm, no obstante, a veces también es de doce horas, de 6am a 6pm, en el cual, durante la jornada de la mañana puede tomarse 15 minutos de descanso y por la tarde tiene 45 minutos de almuerzo, para así completar 1 hora de ‘descanso’.

 

El trabajo de Kelly es extenuante y cumple con unos horarios en especial, por lo que debe adaptar su alimentación al horario laboral, son varios los estudios que demuestran que una alimentación balanceada, mejora el rendimiento de sus trabajadores.

Este, como muchos otros, es poco flexible a la hora de tomarse un descanso debido a que sus funciones requieren de especial atención, por lo tanto, las recomendaciones que sugieren especialistas en nutrición, es; en el caso en el que el turno sea de doce horas, lo ideal sería tener un buen desayuno para que el almuerzo sea ligero y le sea más fácil al cuerpo digerirlo; controlar las porciones ingeridas, tratar de evitar productos procesados y dedicarle tiempo.

Se necesita prestarle atención al tiempo de descanso, sobre todo si es corto.

Siguiendo las recomendaciones del informe realizado por seguridad laboral, la práctica del mindfulness en la comida, que en resumidas palabras se trata de concentrarse en el momento presente, en las sensaciones y en el sabor de los alimentos, ayudará a ser más consciente de lo que nos llevamos a la boca y le ayudará al cuerpo a tener una mejor digestión en estos horarios apretados y exigentes.

Para más información da click aquí:  Infografia de Lina Castro gordofobía, nutrició y algo más