Icono del sitio Concéntrika Medios

Feminicidio en México

Si usted en google busca los países con más altas tasas de feminicidios en Latinoamérica 2022, el primer resultado en aparecer será México, con sus correspondientes estados, sobresaliendo el Estado de México, Veracruz, Nuevo León y, por supuesto, la Ciudad de México. Leer esto hace que cualquier persona se sorprenda y quizá se aterre. Pero empecemos haciendo un poco de historia, regresemos en el tiempo, al día en que se registró por primera vez la palabra feminicidio, abriendo una primera arista sobre este tema, ya que de aquí parte la historia del feminicidio en México.

Por: Carlos Andrés Pérez Sánchez

Foto 1 Marcha feminista por el día de la mujer en el zócalo capitalino de la Ciudad de México

Según la “Breve historia conceptual del feminicidio”, de Camila Ordorica, “En general, el concepto de feminicidio designa el asesinato de mujeres por razones de género; es decir, el asesinato de mujeres porque son mujeres. La traza genealógica de la invención del concepto de feminicidio –es decir, el primer uso registrado de la palabra– ocurrió apenas hace 40 años, en 1976, cuando tres feministas radicales, dos norteamericanas y una libanesa, definieron el concepto en el ‘Primer Tribunal Internacional de Delitos Contra Las Mujeres’ celebrado en Bélgica”.

En 1976, se registró por primera vez la palabra feminicidio, y en 1993, 17 años después, llega esta palabra a México, y no porque el gobierno federal la instituyera, sino porque se empezaron a presentar los primeros crímenes hacia la mujer por razones de género, es decir, los primeros feminicidios, estos “primeros” feminicidios se extendieron de 1993 hasta el 2012: a lo largo de estos 19 años fueron asesinadas 700 mujeres en el estado fronterizo de Chihuahua, exactamente en Ciudad Juárez. La mayoría de ellas presentaban signos de violencia sexual, lo peor era que estos crímenes se consideraban homicidios “comunes y corrientes”, y las investigaciones eran demasiado lentas, tanto así que para este tiempo muchos de esos crímenes siguen sin resolverse.

Es así como en 2012 la antropóloga Marcela Lagarde propuso que ante la ley estos hechos ocurridos en Ciudad Juárez fueran llamados feminicidios; así mismo, la doctora Lagarde señaló al gobierno federal mexicano como cómplice de todos estos crímenes por razones de género, afirmando también que el Estado mexicano no se encuentra lo suficientemente capacitado para brindar la seguridad necesaria a las mujeres a lo largo de su vida, y evitar todo tipo de violaciones y abusos contra ellas. Por lo que la palabra feminicidio para los Estados Unidos Mexicanos se define como la culpabilidad que el Estado tiene sobre los crímenes de género, y su poco interés en salvaguardar la vida de las mujeres. Y aunque esta es la descripción y el significado feminista de esta expresión, según la reforma del Código Penal Federal, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 14 de junio de 2012, se define al feminicidio de la siguiente forma:

“Artículo 325. – Comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género”.

A partir del 14 de junio de 2012, en el territorio mexicano todo crimen contra una mujer por razones de género será considerado como feminicidio, pero poner esta palabra no ha causado que los feminicidios desciendan; al contrario, día con día crecen. El año pasado se registraron 1.007 feminicidios, la tasa de criminalidad más alta desde 2015. Esta cifra aparece durante la gestión de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México, lo que deja una pregunta que nos abre otra arista en este tema, ¿qué ha hecho el gobierno de AMLO por las mujeres?

Pues bien, el gobierno de México encabezado por su presidente ha implementado el Programa Integral para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres. Este programa consta de varios puntos, donde se señalan las cifras de violencia contra la mujer, algunas estrategias para erradicarla, metas para el bienestar de la mujer mexicana, y las entidades a las que se pueden acudir en caso de ser testigo o víctima de violencia de género o de feminicidio. Pero las opiniones están divididas: según Ivonne Olvera, investigadora en el Instituto Nacional de Ciencias Penales y profesora en la Facultad de Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), “en el Plan Nacional de Desarrollo del presidente Andrés Manuel López Obrador no se incorporó una política de género, lo que ocasionó que se disminuyera el presupuesto para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres”. (Información de la revista digital Expansión Política).

La opinión de Ivonne Olvera también la tiene una buena mayoría de mujeres, que cada 8 de marzo llenan la plancha del Zócalo capitalino de la Ciudad de México, a protestar frente a Palacio Nacional por las mujeres que ya no están, y por las que en silencio padecen de violencia de género por parte de sus parejas o de sus mismos familiares.

Foto 2 protesta feminista frente a Palacio Nacional en el zócalo de la Ciudad de México

Pero abriendo otra arista, ¿qué hay de la Ciudad de México?

Según datos del diario El Sol de México, “Un total de 237 mujeres han sido asesinadas en la capital del país por razones de género de 2019 a la fecha, según el Atlas de Feminicidios de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCM), documento que señala el hogar como el sitio donde se perpetran uno de cada cuatro crímenes de este tipo”. Según datos del atlas de feminicidios de la FGJCM, en 2019 fueron asesinadas 72 mujeres; 82 en 2020; 72 en 2021; y a lo largo de este 2022 han ocurrido 11 feminicidios, todo esto durante los 3 años de la administración de Claudia Sheinbaum como jefa de gobierno de la CDMX.

Desde la Fiscalía General de Justicia se han creado grupos especiales para investigar todos los crímenes por razones de género registrados en la Ciudad de México, aparte de esto, en las 16 alcaldías (localidades) de la ciudad se han ubicado las LUNAS, unidades territoriales de atención y prevención, donde las mujeres pueden solicitar ayuda psicológica y jurídica, aparte de charlas de “empoderamiento” como forma de prevenir la violencia de género especialmente en casa. También se tiene un programa especial para brindar recursos a las mujeres en alto riesgo de violencia de género, para que puedan salir de sus casas e iniciar con autonomía una nueva vida, el gobierno de la ciudad otorga un apoyo mensual de $5.000 (COP $1.002.517) más un seguro de vida, y como parte de este proceso, se ofrece apoyo psicológico y jurídico. 

Aparte de estos programas, también se tiene la línea de la mujer, que consta de una línea telefónica donde la mujer víctima de violencia de género puede llamar a cualquier hora y cualquier día de la semana, ya que este servicio se ofrece las 24 horas del día, los 7 días de la semana, incluyendo días feriados. Visiblemente se puede observar también que en el metro se dividen unos vagones de otros con una sección color rosa exclusiva para mujeres, y otra solo para hombres, evitando el acoso sexual en los trayectos del metro, entre otras alternativas como forma de prevención de la violencia de género, y por ende, del feminicidio.

Una última arista, ¿qué pasa en los Estados de la república?

Como lo mencionaba en el principio, el Estado de México, así como Veracruz, Nuevo León y Ciudad de México, registran la mayor cantidad de feminicidios durante este 2022, el Estado de México tiene 39 presuntos feminicidios, mientras que Veracruz y Nuevo León tienen 21 presuntos feminicidios cada uno. La mayor parte de víctimas de feminicidio a nivel estatal, son mayores de edad. 

En este mismo grado estatal, se registró en el primer trimestre de este año un máximo histórico de llamadas de emergencia, alcanzando las 74.600, siendo marzo el mes con la mayoría de las llamadas registradas desde 2016 hasta la actualidad: 28.832 llamadas. Pero por si no fuera suficiente, en México hay una grave crisis por la falta de ministerios públicos, la mala gestión de las fiscalías estatales, y la mínima y careciente atención prestada a las alertas de violencia de género, así en 22 de los 32 estados de la república, se emitan alertas sobre violencia de género a diario. 

¿Hay razones para posicionar a México como el país con más feminicidios en Latinoamérica?

Salir de la versión móvil