Icono del sitio Concéntrika Medios

El poder judicial sigue protegiendo a la corrupción

Por: Jocsan López y Maicol Nossa

En las últimas décadas el país ha atravesado problemas graves donde la corrupción en el sistema judicial ha sido protagonista, sin embargo, los hechos de corrupción que evidenciamos hoy en día generan un mayor impacto en la sociedad al hacer que los procesos caduquen para calificar un delito utilizando a su favor un poder jerárquico para lograr obtener el denominado tráfico de influencias.

la manipulación de procesos judiciales es una realidad cada vez más oculta a pesar de que nuestro país hoy en día cuenta con mejores condiciones para enfrentar esta problemática ya que tenemos un mayor debate sobre los abusos de poder y sus responsables, unos medios de comunicación activos en su investigación y denuncia, por otra parte, una mayor demanda a las autoridades competentes para obtener mejores resultados en sus investigaciones y aplicar su respectiva sanción, a pesar de que se han creado nuevas organizaciones que luchan contra la corrupción que crean un marco normativo más favorable al derecho del acceso a la información pública, así mismo genera procesos judiciales que favorecen la denuncia de crímenes por parte de la administración pública. ¿Qué sigue funcionando mal?

Esta problemática afecta indirectamente a la sociedad ya que al alterar y caducar estos casos vienen problemáticas civiles como el robo de dineros destinados para obras o infraestructuras sociales lo que puede llevar al alza de impuestos para poder tapar un hueco financiero, la mayor dificultad es que la corrupción como lo es el tráfico de influencias proviene desde la parte mas profunda del sistema judicial como lo pudo dar a conocer el periódico El Tiempo, quien informo que Francisco Ricaurte ex-magistrado del consejo superior de la judicatura fue condenado el 9 de marzo por formar parte de una red de sobornos conocida como el Cartel de La Toga, en la que magistrados y abogados recibieron grandes sumas de dinero por parte de élites políticas a cambio de asegurarles resultados positivos en la Sala Penal, “En esta organización también participaron el fiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno y el abogado Leonardo Pinilla. También están acusados los ex-magistrados de la Corte Suprema Camilo Tarquino y Gustavo Malo Fernández. El expresidente de la Corte, José Leonidas Bustos, también está mencionado en el caso, pero niega las acusaciones”, en consecuencia, en el cartel de la toga podemos evidenciar la complicidad de suficientes funcionarios que deberían velar por el cumplimiento de la constitución política y el derecho de la igualdad.

(Loaiza, L. (2021, 15 marzo). El Cartel de la Toga  revela alto nivel de corrupción en las cortes de Colombia. ÉLITES Y CRIMEN. Recuperado 30 de octubre de 2021, de https://es.insightcrime.org/noticias/cartel-toga-revela-corrupcion-colombia/)

Según datos que pudimos recopilar Caracol Radio informo  “Por lo menos 50 personas han sido capturadas dentro de la Fiscalía por casos de corrupción interna, en investigaciones que esta semana llevaron a la detención con fines de extradición del ahora ex fiscal Luis Gustavo Moreno, quien paradójicamente era el jefe de la oficina anticorrupción de la entidad”, cabe mencionar que una de las capturas que más ha dado de que hablar fue la del exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons “El propio fiscal general llamó al Departamento de Justicia, donde se estimó que el caso era muy delicado y decidió cooperar. Luego entró la DEA al proceso por el tema del delito de lavado de activos en el que está implicado el ex gobernador de Córdoba Alejandro Lyons, hoy informante del organismo antidroga”, en consecuencia el exgobernador fue condenado a 5 años de cárcel luego del hurto de aproximadamente 100 mil millones de pesos, sin embargo actualmente permanece en libertad luego de hacer un acuerdo con la DEA y colaborar en el control de drogas, por otra parte el juez que condeno al exgobernador Alejandro Lyons señalo «No era corrupción sofisticada, esto es vil corrupción simple».

Radio, C. (2017, 30 junio). Van 50 capturas por corrupción dentro de la Fiscalía por el caso Moreno. Caracol Radio. Recuperado 31 de octubre de 2021, de https://caracol.com.co/radio/2017/06/30/judicial/1498820470_578753.html

Llegando a este punto  claramente se deja en evidencia la corrupción que existe en el sistema judicial Colombiano, por parte de las elites judiciales, luego de que Alejandro Lyons Salpicara al jefe de la dirección anticorrupción  de la fiscalía “Moreno Rivera habría empezado a pedir el pago de coimas para favorecer al exgobernador de Córdoba” en consecuencia Alejandro Lyons también salpico al abogado Pinilla Gómez donde según el Tiempo “se realizaron interceptaciones telefónicas donde se escucha al abogado Pinilla diciéndole al fiscal Moreno Rivera que para cerrar el negocio tenía que ir personalmente a Estados Unidos, a reunirse con el exgobernador”, a causa de estas intercepciones los corruptos empezaron a confesar y poner en el ojo del huracán a el propio fiscal general, Néstor Humberto Martínez, con la presencia del Departamento de Justicia y cuando supere su problema médico, quien revelará todos los detalles de las investigaciones, incluidas las solicitudes de más extradiciones de funcionarios colombianos de distinto nivel que han venido colaborando con los corruptos y que están dentro de la Fiscalía de tiempo atrás

Por otra parte, “La corrupción es una amenaza para todas nuestras instituciones. No podemos desfallecer, vamos sin consideración ni contemplaciones en contra de los corruptos”, dijo a EL TIEMPO Martínez Neira al pronunciarse sobre el escándalo, que fue puesto en conocimiento del país por la propia Fiscalía.

El Tiempo, (2017, 27 junio). US $1 millón, el soborno que pedía jefe de Unidad Anticorrupción. Justicia. https://www.eltiempo.com/justicia/investigacion/gustavo-moreno-jefe-de-unidad-anticorrupcion-capturado-por-pedir-soborno-103384

Dicho lo anterior, la lucha contra la corrupción no es fácil, para lograr triunfar sobre estos casos judiciales que perjudican a las persona mas inocente por el simple echo de no ser un personaje público importante no es suficiente con un cambio de mentalidad, el mismo estado debe promover y radicar con este tipo de problemáticas en nuestro sistema judicial que afecta a las personas con menos recursos, por otra parte, resultan preocupantes estas problemáticas, cuando muchos creímos que la democracia ya se encontraba consolidada en nuestras sociedades, hoy observamos con preocupación que las ideas cercanas al autoritarismo no solo nos han sido desterradas, sino que vienen en alza, la corrupción supone una traición a la confianza ciudadana, el político corrupto no actúa en virtud al bienestar de la ciudadanía. Cuando esto sucede la democracia queda totalmente desvirtuada, y comienza a perder su razón de ser y en este escenario la ciudadanía deja de creer en ella y apreciar sus beneficios, con lo cual también se pierde el significado del principio de igualdad ante la ley, generándose una profunda desconfianza en las autoridades judiciales, las instituciones y en la misma democracia.

Salir de la versión móvil