EL PARTIDO MÁS DIFÍCIL

EL PARTIDO MÁS DIFÍCIL

Por: Nicolás Rodríguez Bustos

 

El racismo en el fútbol es algo que ha estado a lo largo de la historia, a pesar de que se han realizado varias campañas en contra de esta problemática, todavía las personas no toman conciencia sobre las consecuencias que puede traer esto para los afectados, o en este caso, los jugadores de fútbol.

Cuando los jugadores sufren de racismo puede traer graves consecuencias, tanto malos comportamientos de los deportistas contra la afición o también daños psicológicos que pueden hacer que el jugador baje el rendimiento deportivo, pero estas consecuencias no se tienen en cuenta al momento de la agresión.

 

Las personas deben de tomar conciencia sobre esa problemática, de igual manera las organizaciones de fútbol, a pesar de las sanciones que ya se llevan a cabo actualmente, deberían de ser más fuertes con sus decisiones para que esto deje de pasar, tendría que haber una lucha contra el racismo.

 

Ahora, tomando como ejemplo la entrevista realizada a Erwin Mosquera, jugador de divisiones menores, se puede evidenciar que el racismo se vive en todas partes, tanto en el fútbol profesional, como en el fútbol amateur, lo que sucede es que algunas personas lo han ido normalizando, haciéndolo algo común y que suceda casi en todos los partidos de fútbol.

 

A pesar de que a lo largo de los años se han disminuido los casos, ya no solo se ven en los estadios, sino que también en las redes sociales de los jugadores, los aficionados les comentan las fotos con comentarios alusivos al racismo y xenofobia, volviendo algo difícil de controlar y sancionar.

 

A mi criterio, pienso que hay que aprender a convivir con los demás y darse cuenta de que el fútbol es solo un deporte, puede que a veces uno se deje llevar por los colores, pero no hay que llegar al punto de faltarle el respeto a los jugadores hasta el punto de causarle daños en su vida personal.

 

 

De todas formas, esto es algo que debe de cambiar, debemos darnos cuenta de que todos somos iguales, sin importar religión, color de piel, gusto, entender que solo es un deporte en el cual debemos involucrarnos de una manera pacífica.