Icono del sitio Concéntrika Medios

¿El Mundo Mágico Sigue Creciendo?

Por: Karol Alvarez Paez (kalvarezp@ucentral.edu.co)

“Animales Fantásticos: Los secretos de Dumbledore” es la tercera entrega de la serie de animales fantásticos, después de 4 años no ha obtenido un resultado tan positivo como se esperaba, puesto que, intenta aprovechar la nostalgia de los fans de Harry Potter por seguir viendo en pantalla grande todo lo relacionado con el mundo mágico, lo que lleva al filme a tomar riesgos pero nos deja muchas dudas. La película está dirigida por David Yates, con un guión de J. K. Rowling, y Steve Kloves. Las estrellas que regresan son Eddie Redmayne, Jude Law, Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Sudol, Ezra Miller, Callum Turner, William Nadylam, y Mads Mikkelsen se une al elenco.


Sinceramente cuando salí del cine y me preguntaron cómo estuvo la película solo se me vino a la mente “amor y política”, puesto que la trama se centra en la relación entre Albus Dumbledore y Gellert Grindelwald, no solo una amistad sino un amor adolescente que los llevó a crear un pacto de sangre donde se prometían que nunca pelearían. Sin embargo, este pasado lleno de promesas, no estaba preparado para que sus deseos fueran aplastados rápidamente por su dura realidad, como no tener padres y tomar demasiadas responsabilidades tan jóvenes. En el caso de Dumbledore que tuvo que cuidar a sus hermanos Aberforth y Ariana que estaba enferma, gracias a que fue atacada por muggles y eso la llevó a reprimir su magia creando así un obscurus. Pero no fue hasta una pelea entre Aberforth, Albus y Gellert por conflicto de intereses y sueños reprimidos que uno de los 3 lanzó la maldición matándola, obligando a Albus a sobreponer su familia y carrera sobre sus sentimientos.

Más adelante mantendría una relación de guerra fría para enfrentar los ideales fascistas de Grindelwald y tratar de detener sus planes de gobernar el mundo mágico para subyugar a los muggles. De alguna manera esas conversaciones de adolescentes que solo le parecían sueños a Dumbledore en realidad eran objetivos para Grindelwald que los terminó llevando a cabo, como encontrar las reliquias de la muerte, hasta llegó a obtener una y es la varita de sauco.


Mientras Albus se volvía un respetado profesor en Hogwarts y creaba una reputación de un extraordinario mago. Por lo tanto, con la reputación y el poder de cada uno, se fueron llenando de seguidores, aliados y hasta amigos que manipulaban para participar en esta guerra fría entre Dumbledore y Grindelwald, esperando que la cuarta entrega podamos ver la batalla final que no están prometiendo desde “los crímenes de Grindelwald.”


La participación de otros personajes como lo es Newt Scamander es casi nulo, tanto el cómo los animales fantásticos los forzaron a involucrarse en la trama para intentar tener un hilo conductor, mostrándose poco tiempo en pantalla y siempre con su hermano Theseus tratando de alguna forma de representar de la fuerza del lazo de hermandad, también lo hacen con Aberforth y Albus.


Otro personaje al que se les olvido su protagonismo y aprovechar su historia fue Credence, el cual su historia fue la trama principal desde “animales fantásticos y dónde encontrarlos.” Aunque hasta esta tercera película descubrimos que es hijo de Aberforth, y padece la misma enfermedad que su difunta tía Ariana, lo que lo lleva a estar acompañado de un fénix, que se le presenta a todos los Dumblodore en extrema necesidad, como es el caso de Credence al tener un Obscurus.


También está Queenie, trabajando con Grindelwald, más no es una participación activa como en la anterior película y Jacob el muggle, que está enamorado de ella, interpreta el alivio cómico, lo cual no es malo sino ayuda en las partes lentas de la trama. Por último al personaje de Bunty Broadacre interpretado por Victoria Yeates, es la ayudante del magizoólogo Newt, que llega a tener más protagonismo en esta trama donde es otra reclutada por parte de Dumblodore y al final de la película usan a este personaje para utilizar el recurso deus ex machina.

Más adelante mantendría una relación de guerra fría para enfrentar los ideales fascistas de Grindelwald y tratar de detener sus planes de gobernar el mundo mágico para subyugar a los muggles. De alguna manera esas conversaciones de adolescentes que solo le parecían sueños a Dumbledore en realidad eran objetivos para Grindelwald que los terminó llevando a cabo, como encontrar las reliquias de la muerte, hasta llegó a obtener una y es la varita de sauco.


Mientras Albus se volvía un respetado profesor en Hogwarts y creaba una reputación de un extraordinario mago. Por lo tanto, con la reputación y el poder de cada uno, se fueron llenando de seguidores, aliados y hasta amigos que manipulaban para participar en esta guerra fría entre Dumbledore y Grindelwald, esperando que la cuarta entrega podamos ver la batalla final que no están prometiendo desde “los crímenes de Grindelwald.”


La participación de otros personajes como lo es Newt Scamander es casi nulo, tanto el cómo los animales fantásticos los forzaron a involucrarse en la trama para intentar tener un hilo conductor, mostrándose poco tiempo en pantalla y siempre con su hermano Theseus tratando de alguna forma de representar de la fuerza del lazo de hermandad, también lo hacen con Aberforth y Albus.
Otro personaje al que se les olvido su protagonismo y aprovechar su historia fue Credence, el cual su historia fue la trama principal desde “animales fantásticos y dónde encontrarlos.” Aunque hasta esta tercera película descubrimos que es hijo de Aberforth, y padece la misma enfermedad que su difunta tía Ariana, lo que lo lleva a estar acompañado de un fénix, que se le presenta a todos los Dumblodore en extrema necesidad, como es el caso de Credence al tener un Obscurus.


También está Queenie, trabajando con Grindelwald, más no es una participación activa como en la anterior película y Jacob el muggle, que está enamorado de ella, interpreta el alivio cómico, lo cual no es malo sino ayuda en las partes lentas de la trama. Por último al personaje de Bunty Broadacre interpretado por Victoria Yeates, es la ayudante del magizoólogo Newt, que llega a tener más protagonismo en esta trama donde es otra reclutada por parte de Dumblodore y al final de la película usan a este personaje para utilizar el recurso deus ex machina.

Salir de la versión móvil