Icono del sitio Concéntrika Medios

El Freestyle como nueva forma cultural colombiana

Durante los últimos años el Freestyle ha tomado gran fuerza e importancia dentro; no solo, de la sociedad colombiana; sino, a nivel mundial, constituyendo nuevas formas de interpretar la rima y movilizando a un gran número de jóvenes que encuentran en este tipo de rap una forma de expresar aquello que los identifica. 

Por: Juan Guayara, Daniel Murcia y Lorena Villalba

Camilo Venegas uno de los freestylers con mayor influencia en la ciudad de Bogotá, ha encontrado en el Freestyle una forma de comunicar no solo aquello que lo aqueja como joven; sino un modo de exteriorizar sus pensamientos y vivencias, una manera de escapar de lo cotidiano dejando fluir su espíritu de manera libre a través de las letras.

También conocido como Neg, en el mundo artístico, es representante nacional del Freestyle colombiano, empezó a incursionar en el campo desde el año 2018 con la liga Recinto Adhesivo la cual tenía lugar en la concha acústica del centro, cerca al planetario de Bogotá; de tal modo, comenzó en el circuito callejero peleándose los cupos para las finales regionales que daban paso a la nacional; concursó por primera vez en la  regional Maestro de las Lomas en el año 2018 en la cual quedó ganador; de tal modo, se abrió paso a la final nacional de Manizales llegando a semifinales donde cayó al enfrentarse contra Maritea; una de la representantes top del Freestyle colombiano; durante el año 2020 debido a la pandemia todo se complicó; sin embargo, se continuaban realizando torneos internacionales de manera virtual, uno de ellos fue el torneo internacional de K.O, en el cual Camilo participó ganando el torneo mundial; lo cual le permitió clasificarse en la primer liga colombiana K.O Federación de Freestyle, que empezó en pandemia a finales del 2020 inicios del 2021 y dio paso a  la consolidación de otras franquicias. En el año 2021 luego de varios años intentando, Neg logra clasificar a la final nacional de Red Bull alcanzando el cuarto lugar, luego de caer nuevamente contra Maritea quien quedó campeona dicho año. Debido a cada uno de estos logros obtenidos, el Freestyler logra participar en el primer reality de Freestyle grabado por Señal Colombia llamado Freestyle Total, el cual pone bajo los reflectores el tradicional mundo underground, evidenciando la preparación de 12 artistas para la final de Red Bull, testificando la realidad de quienes se ven envueltos en diferentes realidades y contextos pero son unidos por una misma pasión, el Freestyle. 

Una nueva cultura se ha consolidado a través de este tipo de rap; nuevas formas de comprender y describir el mundo se han generado a partir del Freestyle, muchas veces criticado y censurado por la comunidad que considera el género como algo para vagos y viciosos, percibiendo en aquellos jóvenes que lo practican un futuro incierto; sin embargo, la rima se ha convertido para los mismos en su arma más poderosa, una palabra puede derribar a tu oponente y darte la victoria, puede exaltarte o humillarte;  un cuatro por cuatro resulta ser la batalla más épica y ni qué decir de las réplicas que tienen lugar cuando no es posible elegir un ganador y los jueces deciden que los participantes deben competir de nuevo a fin de tomar una decisión. 

Estos elementos y muchos otros hacen parte del diario vivir de muchos jóvenes, quienes se han visto fuertemente permeados por este movimiento, que si bien hasta ahora está tomando fuerza ha influido de sobremanera en la sociedad; jóvenes que frecuentemente se reúnen en parques y plazoletas al compás de un pista que les permite explotar y soltar todo aquello que tienen reprimido, espacios donde la violencia pasa a un segundo plano para dar paso a los beats y a la a capella propuestas por cada frestyler, donde dar la mano al final de la batalla se ha vuelto un ritual y los berretines no se toman personal. Cada participante dentro de la batalla, cada espectador, cada juez, solo buscan una cosa, divertirse, saltar, poguear y menear la mano sobre su cabeza al compás del beat. 

Neg, considerado por algunos como el mayor representante del Freestyle en la localidad de Kennedy incluso en el sur de la ciudad y como uno de los cinco mejores freestylers de Bogotá, solo aspira algún día llegar a ser finalista en la batalla Red Bull; de tal manera, se prepara y entrena participando en cada evento o pelea que se prepare a nivel nacional, con persistencia y resiliencia batalla pues considera que cualquier premio es ganancia y le abre las puertas para ser el mejor a nivel nacional.  

Así, el Freestyle resulta ser una cultura con un sin número de simbolismos, que ha brindado nuevos significados no solo a las formas de hacer rima, sino también a los modos de entender la palabra, acoplando un diccionario propio, adquiriendo un lenguaje propio y unos modos de expresión que los caracteriza fácilmente, no se trata solo de lanzar rimas, se trata de sentir la rima, de sentirse parte de…Expresar algo más allá de lo que es evidente a nuestros ojos, penetrar dentro de cada ser con cada verso, demostrando que a través del mismo también es posible hacer crítica social, también es posible analizar realidades y hacer cambios que edifiquen a la comunidad; si bien aún queda mucho campo por explorar, trabajar y mejorar es importante entender que toda moneda tiene dos caras y el Freestyle no es la excepción.  

Salir de la versión móvil