Icono del sitio Concéntrika Medios

Caterpillar Motor, más de 35 años fomentando el fútbol en la capital.

El club deportivo Caterpillar Motor es reconocido como la mejor escuela de formación deportiva de Bogotá. En este momento educa a más de 1900 jóvenes y cuenta con más de 10 sedes repartidas a lo largo y ancho de la ciudad. De este club han salido jugadores de la talla de Carlos Carbonero, Mario Gonzales o Francisco “Pacho” Delgado.

Por: Sergio Delgado

“Bajo el amor, el respeto y el liderazgo el club no solo forma jugadores. A partir del fútbol buscamos brindar una alternativa a la juventud bogotana y fomentar la disciplina y el trabajo en equipo” afirma Carolina Chaparro, coordinadora del club.

Fue fundado en 1979 por Jorge Chaparro, gracias a su amor y pasión por el fútbol. Lleva el nombre de la primera empresa de Chaparro que se dedicaba a la importación de maquinaria pesada. En sus orígenes era un pequeño equipo que participaba en torneos amateurs, pero a partir del año 2000 se conformó el club deportivo Caterpillar Motor. Actualmente hace parte de la liga de Bogotá y está inscrito en competencias a nivel nacional e internacional como la Disney Cup o el torneo del Olaya .

Cuenta con una sede en Fusagasugá y once sedes en Bogotá. Las sedes principales están ubicadas en los barrios la Fragua, Milenta, Salitre, la Serena y San Rafael. En ellas, entrenan chicos desde los 5 hasta los 23 años. El club se divide entre los alumnos que pertenecen a liga y los que pertenecen a la escuela. Los alumnos de liga son aquellos que poseen un gran nivel, mientras que los alumnos de escuela son chicos que por el momento se encuentran en formación. Ricardo García, jefe de prensa, nos cuenta que en la liga entrenan 700 niños, mientras que en escuela un total de 1300.

El trabajo de los niños está a cargo de un grupo de profesionales compuesto por metodólogos, profesores y fisioterapeutas.

Thomas Gómez es un jugador de la escuela. Con tan solo 11 años ha participado en más de 10 torneos a nivel nacional y describe al club como su segundo hogar. Resalta la gran amistad que tiene con sus compañeros y profesores. También nos comenta que frecuentemente se hacen actividades de integración como el día de las cometas o las fiestas de cumpleaños. Caterpillar Motor tiene muy buenos vínculos con los directores deportivos de los equipos profesionales (nacionales e internacionales). Ha logrado exportar jugadores a las categorías juveniles de grandes clubes como el River Plate de Argentina o el Deportivo Cali.

El año pasado fue reconocida por el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) como la mejor escuela de formación deportiva de Bogotá; un gran logro para una “empresa” que lleva más de 30 años ayudando a cumplir los sueños de aquellos niños y jóvenes de la capital. Jhonatan Contreras, director deportivo, nos dice que el objetivo del club es jugar en la primera división del fútbol profesional colombiano, pero recalca que para este logro, falta más tiempo ya que uno de los principales inconvenientes es el factor económico. Es necesario recordar que un cupo en la liga profesional colombiana cuesta entre 7.000 y 8.000 millones de pesos.

En este momento el valor de la matrícula es de 220.000 pesos (este valor incluye el uniforme y el carné del equipo) y la mensualidad tiene un costo de 100.000 pesos. Los días martes y jueves se realizan entrenamientos y los fines de semana se juegan partidos. Actualmente, el Club Caterpillar Motor, se prepara para jugar la copa Pony fútbol en la ciudad de Medellín, en donde se espera que aparezcan las futuras estrellas del fútbol nacional.

 

Salir de la versión móvil